Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

El día que James Franco hizo sufrir a Spider-Man

Hace más de 10 años, el actor fue uno de los peores enemigos del Hombre Araña interpretado por Tobey Maguire
James Franco
James Franco en 'Spider-Man'

Antes que Capitán América, Thor, Iron Man y Dr. Strange estuvo Spider-Man. Tras el éxito de X-Men en 2000, la primera cinta de Marvel en ser adaptada con éxito comercial, la salida de Spider-Man era una obviedad.

Sin embargo, 17 años después la emoción y nostalgia se convierten en decepción. Tobey Maguire interpretó a un Spider-Man tibio y soso; Kirsten Dunst como una muy básica e ingenua Mary Jane Watson y, salvo Dr. Octopus, existieron enemigos bastante olvidables. Uno de ellos: Green Goblin.

En la trilogía dirigida por Sam Raimi, James Franco interpreta a Harry Osborne, amigo de Peter Parker e hijo de Norman Osborne, identidad original de Green Goblin, manto que asume en la tercera película, en 2007.

LEE: KEVIN FEIGE HABLA DEL PROMETEDOR FUTURO DE 'DEADPOOL' CON DISNEY.

Publicidad

via GIPHY

Osborn apareció por primera vez en 2002. En esta película también comparte créditos con Willem Dafoe, quien hace el papel de su padre, un científico y empresario, que ante la desesperación por obtener un contrato militar prueba en él una fórmula para crear un supersoldado. Sin embargo el experimento falla, lo que afecta su mente y lo convierte en el villano de la cinta.

En la secuela estrenada en 2004, Harry regresa pero, aún sin conocer la identidad secreta de su mejor amigo, Peter Parker, culpa a Spider-Man de la muerte de su padre. En la cinta, al final, Franco encuentra un cuarto secreto con el traje y equipo de Green Goblin. Esto, junto con sus alucinaciones, lo impulsa a tomar en venganza en la tercera parte de la saga dirigida por Raimi.

En Spider-Man 3, Franco –ya un actor reconocido y rentable–, toma la identidad del duende con el objetivo de matar a Peter Parker a lo largo de esta entrega, la peor de la serie de acuerdo a la crítica especializada (6.2/10 de acuerdo con el portal Rotten Tomatoes ).

Ni la presencia de tres villanos (Sandman, Venom y Green Goblin), ni la aparición del traje negro, el simbionte, pudieron dar soporte a la trama, ni la redención de Harry Osborn –quien al final se une a Spider-Man para rescatar a Mary Jane–, lograron sostener la trama.

Tres años después, con el anuncio de una cuarta entrega, Sam Raimi renunció y los estudios Sony cancelaron la saga a pesar de innegable éxito comercial.

Sin embargo siempre se recordará el trabajo de James Franco, actor nominado al Óscar y al Bafta, por su protagónico en 127 Hours, y ganador de un Globo de Oro en 2018 por The Disaster Artist.

Series, eventos, música y más...
Recibe lo que debes saber del entretenimiento.

Publicidad