Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

El show en el que Phoenix evolucionó sin perder el estilo

La banda francesa ofreció su primer concierto en la Ciudad de México con un lleno en El Plaza Condesa.
Phoenix
Phoenix en México

Existen bandas capaces de llenar estadios y llevar al público al borde de la euforia manteniéndose fieles a su estilo. Otras más, las menos, se arriesgan y crecen a costa de conservar el éxito ganado a través de los años con resultados menos convincentes.

En el otro lado, hay bandas que crecen y evolucionan junto con su público, que mantienen su esencia musical sin perder la frescura y en esa clasificación entra, perfectamente, Phoenix , la banda francesa que ofreció el primero de sus conciertos en México, en El Plaza Condesa de la capital del país, después de casi dos años de ausencia.

La actitud se tiene o no. Y ellos tienen de sobra. Después de 20 años de carrera, iniciada en 1999 con el disco United, el conjunto galo no ha perdido la capacidad de asombro, lo que se refleja en un concierto vibrante, lleno de luces y material visual creado para complacer y consentir a quienes los han acompañado desde entonces.

LEE: ¡SOPHIE TURNER VISITARÁ MÉXICO!

Con un ‘sold out’, demostró porque es, y sigue siendo, una de las bandas consentidas de los mexicanos. No importa si se trata de sus canciones de su más reciente disco, Ti Amo (2017), como “J-Boy”, “Ti Amo”, “Fior di Latte” o “Ti Amo di più” –durante cuya interpretación el vocalista Thomas Mars brincó del escenario para entregarse al público antes de terminar la velada– o temas clásicos como “If I Ever Feel Better” y “Funky Squaredance”, que unieron para hacer el recinto vibrar con los brincos de los más de 2 mil asistentes. Phoenix sabe cómo llegar al público.

Publicidad

Con un setlist conformado por sus mayores éxitos, algo paradójico si tomamos en cuenta que cualquiera de sus temas podría serlo, la noche en El Plaza Condesa transcurrió entre el beat y los improvisados pasos de baile del público y la nostalgia. Eso sí, siempre cubierto de ese característico sonido fino , a veces meloso pero nunca empalagoso.

De esta forma, la banda conformada por Mars en las voces principales, Deck d’Arcy (bajo y teclados), Christian Mazzalai (guitarra) y Lauren Brancowitz (teclados y guitarra) ofreció a los asistentes un concierto cargado de energía que nunca se desbordó, aunque nunca fue necesario.

LEE: TWENTY ONE PILOTS DA CÁTEDRA EN EL PALACIO DE LOS DEPORTES.

Temas como “Lasso”, “Lisztomania”, “Telefono” y “Long Distance Call”, con más de 10 años de existencia, marcaron el tono de la noche en que miles de fanáticos –treintañeros llenos de nostalgia– recordaron que la vida, como los temas, pueden ser bonita y menos complicada, pero no por eso sosa.

Así, gracias a ese sentimiento eterno de nostalgia y sus composiciones pegajosas, la banda liderada por Thomas se ha consolidado como un referente en la música . No han alcanzado, quizá, el estatus de leyenda pero aún son vigentes y están en constante crecimiento y sí, es posible que en un par de años logren arañar ese estatus.

No, no es una banda que destroza escenarios ni hace conciertos apabullantes pero tiene la capacidad de complacer, de consentir al público e interactuar con él a niveles insospechados. Interactúa con el auditorio y sobrecarga sus sentidos con tal eficacia que convierte un simple concierto ante 2 mil personas en toda una experiencia.

Con localidades agotadas, Phoenix se presentará de nuevo en El Plaza Condesa, de la Ciudad de México, el 7 y 9 de mayo antes de partir al Corona Capital Guadalajara donde se presentarán a lado de Tame Impala y The Chemical Brothers.

Series, eventos, música y más...
Recibe lo que debes saber del entretenimiento.

Publicidad