Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Por qué 'Joker' es la película más sobrevalorada del año?

Joker es la reinvención de las películas de superhéroes y villanos, pero no alcanza complejidad
Joker
El Joker de Joaquin Phoenix

Sin cumplir lo prometido, llegó la película más esperada del año. Todd Phillips advirtió en múltiples entrevistas y mesas redondas que Joker (2019) sería un filme inspirado fuertemente por dos filmes de Martin Scorsese: Taxi Driver (1976) y The King of Comedy, sin embargo, no logró plasmar la complejidad de sus referencias. Con pretensiones de cine de culto, presentada y premiada en el Festival Internacional de Cine de Venecia, Phillips entregó un supervillano poco profundo.

Joker es una película única en su tipo. Toma un personaje de los cómics y presenta su historia sin llenarla de imágenes generadas por computadora, sin efectos visuales obvios. Se presenta como un filme para adultos y alejada de lo que hemos visto de los universos de DC Comics y Marvel. La actuación de Joaquin Phoenix es grandiosa, pero el guión no logra el arco, ni la profundidad que tanto comunicó su director. “La carrera criminal y de asesino en serie de Joker fracasa desconcertantemente”, indica Peter Bradshaw de The Guardian.

Publicidad

Arthur Fleck es un hombre que sueña con ser un comediante famoso. Él piensa que llegó a este mundo “para difundir alegría y risas”. Se motiva cada noche viendo el show de Murray Franklin, interpretado por Robert De Niro, pero sólo consigue pequeños trabajos como payaso para promocionar la venta de liquidación de una tienda, donde lo único que recibe son burlas e insultos. Hasta que, cansado del maltrato, descubre lo mucho que disfruta la violencia.

En sus momentos más críticos, cuando está a punto de llegar a otros matices del némesis de Batman, Phillips toma salidas fáciles. Presenta a Arthur Fleck como el villano más grande en la historia de Ciudad Gótica, pero lo victimiza una y otra vez como una persona trastornada gracias al sistema ineficiente de salud, e incentivado por los discursos del Thomas Wayne, un político y empresario trumpiano, interpretado por Brett Cullen.

Es una película sobre un homicida narcisista que se siente con derecho a la atención del mundo

Tras recibir el León de Oro como Mejor Película en Venecia, la crítica de columnistas de medios como The Guardian e IndieWire, señalan por qué Joker está sobrevalorada. Muy resumidamente, “es una película sobre un homicida narcisista que se siente con derecho a la atención del mundo: un hombre que prefiere matar por una buena carcajada, a permitir que el mundo lo trate como el remate de una broma”, describe David Ehrlich en IndieWire.

La esencia de la actuación de Joaquin Phoenix se debe a que es impredecible, continúa el crítico. Nos entrega esa risa hilarante, donde casi no se distingue si Arthur ríe o llora, y “¿quién de nosotros no podría identificarse con ello?”. No obstante, Phillips recuerda una y otra vez que Joker es una víctima del sistema. Así que desencadena un movimiento “anticapitalista y anti-rico”, lo cual hace a esta película “desesperadamente seria y muy superficial”, señala The Guardian.

Series, eventos, música y más...
Recibe lo que debes saber del entretenimiento.

Publicidad