Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La lucha de Eiza González por su lugar en el arte

En medio de una industria que pretende encasillarla en notas amarillistas y rosas, la actriz mexicana demuestra su valía con su trabajo.
Eiza González
Eiza González fue homenajeada con el Star Award del Festival Internacional de Cine de Los Cabos.

El servidor de búsquedas arroja miles de noticias sobre Eiza González, pero, en las primeras páginas web, ninguna es sobre su carrera. “Filtran foto de Eiza González besando a otra mujer”, “Eiza González prende rumores de romance”, “Eiza González presume mini cintura”, “Eiza González posa en bikini”…

Ni rastro de los proyectos internacionales que tiene en puerta, como I Care a Lot, Bloodshot, Godzilla vs. Kong y Cut Throat City.

Esos son los encabezados que se encuentran en la red en el preciso instante en la que la actriz mexicana habla de lo difícil que le fue encontrar su identidad artística cuando le exigían ser una “niña de telenovelas”, de cómo a los mexicanos les cuesta más trabajo sobresalir en Estados Unidos y cómo en su propio país no le ofrecen trabajos alrededor del cine.

Publicidad

Como parte del octavo Festival Internacional de Cine de Los Cabos, donde ocurre esta entrevista, Eiza enaltece su trabajo artístico frente a una prensa que insiste en encasillarla en la nota rosa y amarillista.

¿Cómo haces para romper con esto, con estos estigmas que vienen de todos lados y que ni siquiera dependen de ti?

Desde muy chiquita aprendí a no dejar que esto entre. Es como una puerta que hace que se quede ahí afuera y yo vivo en mi mundo. Soy creativa, me meto en mi libreto. Es algo que todos los actores viven. Siempre va a ser mucho más jugoso saber lo que no se sabe de ti más de lo que tú estás platicando. Y por eso siempre he sido muy abierta. En mi mente creo que entre más honesta sea sobre mí, menos van a querer saber. De pronto no funciona, pero también tengo que ser agradecida de que la gente se interese en mí. Sin embargo, mi enfoque completamente es sobre mi trabajo. Si puedo hacer una recomendación para la gente que está empezando es que tu enfoque debe estar en las cosas correctas: no en la fama ni las cosas que vienen con ella, no en el éxito.

Pero llega a ser violento que como mujer la prensa siempre esté sobre esos temas…

Sí, claro, pero al final del día, creo que yo ya me he vuelto inmune a eso. Me encantaría que hubiera más conciencia porque si yo pudiera evitar que una niña que empezó a la misma edad que yo empecé pase por este proceso, lo haría. Si yo pudiera físicamente evitar que alguien tenga los sufrimientos que yo he pasado, como puede ser la prensa, sobre todo conmigo, lo haría. Pero al final del día, me clavo en mi trabajo, lo amo. Tengo la bendición de dedicarme a lo que yo siempre quise. Eso es uno en un millón y tienes que ser humilde y agradecida para decir: no, no me puedo quejar tampoco. ¿Cuánta gente querría estar en mi posición y no lo están? Es una línea muy delgada en la que la frustración y el agradecimiento se encuentran.

Eiza González
Eiza González aparecerá próximamente en cuatro cintas internacionales.

Sobre la sororidad y esta costumbre que tienes de ayudar a otras chicas, ¿cómo funciona?

Aprendí con la experiencia. Al principio yo era muy competitiva porque crees que sólo hay una hamburguesa y te la tienes que comer porque no habrá otra. Pero aprendí que hay más. Las oportunidades se van presentando. Aprendí a verlo como audiencia. Veo a Charlize Theron, Reese Witherspoon, Naomi Watts y Nicole Kidman y todas son, dentro de lo cabe, si me metiera a un estereotipo, dentro del mismo, pero todas son completamente distintas. Ahí aprendí que una no es menos que la otra. Aprendí que si una cosa no es para mí, mañana habrá otra. Entonces, si puedes ayudar a otra persona, no te quita nada.

Con tantos proyectos internacionales en tu futuro próximo, ¿hacia dónde estás dirigiendo tu carrera?

Para mí, en este momento se trata de demostrar la capacidad que tengo como actriz. He estado en situaciones en las que creo que he tomado decisiones laborales más entorno a interpretar personajes que no estén en el estereotipo latino. Creo que I Care a Lot va a ayudar muchísimo, pues hago algo muy distinto a lo que he hecho. Quiero hacer retos, me gusta transformarme como actriz y eso es lo que aprendí cuando me fui de este país: siempre pensaba sobre mí como Eiza, como una persona y no como actriz; ahora, Eiza es mi segunda identidad y yo me siento más como una actriz.

Series, eventos, música y más...
Recibe lo que debes saber del entretenimiento.

Publicidad