Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

Los nuevos relojes Chopard que todo hombre debe tener

Con nuevas piezas, la firma con sede en Ginebra reinventa la elegancia masculina
Chopard L.U.C. Flying T Twin
Chopard L.U.C. Flying T Twin

A los relojes L.U.C de Chopard no les sobra ni les falta nada. Los modelos 2019 de esta colección, bautizada con las iniciales de Louis-Ulysse Chopard, quien creó la marca en 1860, vuelven a demostrar el dominio de un estilo de diseño puro y elegante, sin olvidar que sus mecanismos, fabricados internamente, están entre los mejores.

Empecemos por el L.U.C Flying T Twin, la pieza estrella del año. Es la primera vez que la marca desarrolla un movimiento con tourbillon volante. Esta complicación, que sirve para aminorar los efectos de la gravedad en la precisión, es una de las más atractivas de la relojería actual. La firma decidió presentarla en una caja de oro ético rosa —su oro Fairmined que cumple estándares de sustentabilidad— de 40 mm de diámetro por solo 7.20 mm de grosor.

La esfera también es de oro macizo con superficie gris rutenio y está decorada con un guilloché con motivo de alveolos hecho a mano, que simboliza una colmena. El tourbillon se asoma a las 6 horas y, como carece de puente superior, parece que flotara. El mecanismo es de carga automática con micro-rotor y garantiza 65 horas de reserva de marcha, gracias a sus dos barriletes superpuestos con arquitectura Twin patentada por Chopard. Es una edición limitada de 50 piezas.

L.U.C Flying T Twin
L.U.C Flying T Twin

Otro lanzamiento importante es el L.U.C Quattro, con caja de oro blanco de 43 mm de diámetro y esfera en tono verde grisáceo con acabados satinados en vertical trabajados a mano. Quattro se refiere a la tecnología patentada de dos pares de barriletes superpuestos, que asegura una reserva de marcha de… ¡nueve días!

Publicidad
L.U.C Quattro
L.U.C Quattro

LEE: ESTA ES LA DIETA Y RUTINA DE JAMES MCAVOY PARA 'GLASS'.

Además de señalar las horas y los minutos, a las 6 cuenta con un indicador de fecha por manecilla y a las 9, con el indicador de autonomía con forma de abanico abierto a 180 grados. En este caso, el mecanismo es de carga manual. Como el modelo anterior, es una edición limitada de 50 piezas.

En estas novedades se observa, como decíamos antes, la maestría de Chopard en la elaboración de relojes puros y elegantes. Para ello, importan mucho “detalles” como los acabados de las cajas (pulidos y satinados) y de las esferas , además de las correas. Todo esto se hace más evidente en los siguientes guardatiempos.

Uno es el L.U.C XPS Twist QF, con caja de oro ético blanco de 40 mm de diámetro y 7.20 mm de grosor, y esfera azul-gris satiné soleil con el segundero pequeño desplazado. Y disfruten la correa de aligátor azul-gris mate cosida a mano con forro de aligátor de color coñac. Su mecanismo es automático, con micro-rotor y 65 horas de reserva de marcha. Las iniciales QF significan que ha obtenido el certificado Qualité Fleurier. Es una edición limitada de 250 piezas.

L.U.C XPS Twist QF
L.U.C XPS Twist QF

LEE: CELULARES CON LOS QUE CRECIMOS Y HOY EXTRAÑAMOS.

Por último, el L.U.C XP nos vuelve locos. Nos gusta que la caja sea de acero y que mantenga las dimensiones del anterior (40 mm de diámetro y 7.20 mm de grosor).

L.U.C XP
L.U.C XP

El color azul de la esfera combina a la perfección con los números e índices en apliques dorados de oro rosa, y las agujas dauphines fusée doradas de oro rosa. Y la correa es una maravilla: está hecha de lana merina azul con forro de aligátor marrón. Incluye, además, una correa de aligátor coñac . El mecanismo es automático, con 58 horas de reserva de marcha. Y lo mejor es que no se trata de una edición limitada.

Newsletter

Has quedado suscrito al newsletter

Publicidad
Publicidad