Esta es la razón por la que no debes distraerte mientras comes

Analizamos diversos estudios sobre hábitos alimenticios y esto fue lo que encontramos
-
Breaking Bad (AMC, 2008-2013)  -  (Foto: Breaking Bad (AMC, 2008-2013))

¿Te ha pasado que son las 2 p.m. y tu estómago suena sin parar porque muere de hambre? Estás lleno de trabajo y no tienes ni 20 minutos para sentarte a disfrutar de una comida. Seguro tendrás que comer chatarra yendo de un lado a otro en tu oficina y además, no quedarás satisfecho. Pero eso no es todo, ¿Qué efecto tiene en tu cuerpo?

Una investigación publicada en Journal of Health Psychol demostró que no sólo sientes tristeza, sino que también tu desempeño físico es menor e incluso te da más hambre en poco tiempo. La Universidad de Surrey observó a un grupo de 60 mujeres, dividiéndolas en las que hacen dieta y las que no. Se les advirtió que estaban participando en un estudio de cómo la distracción afecta el sabor de los alimentos y se les pidió que no comieran nada tres horas antes de llegar.

Las dividieron en tres y a todas les dieron la misma barra de cereal. Las primeras vieron un episodio de Friends, otras caminaron por un pasillo y las últimas conversaron con un amigo, esto mientras comían dicha barra.

Posteriormente, contestaron un cuestionario y probaron 4 snacks: zanahorias, uvas, papas a la francesa y chocolate. Los investigadores tomaron nota sobre la cantidad de comida que ingirieron al salir del cuarto.

Resultó que las personas a dieta comieron más después de caminar por el pasillo que las que vieron Friends o platicaron con un amigo, además consumieron cinco veces más chocolate.

"Las personas que están a dieta y comen mientras caminan, terminan comiendo en exceso horas después." dijo el psicólogo Jane Ogden. Los resultados fueron distintos con las personas que NO hacen dieta. 

¿Cuál es la causa? Nuestros sentimientos de saciedad son mentales y físicos. Tu mente te dice que estás lleno al igual que tu estómago. Según Jane, caminar es una fuente poderosa de distracción que tiene un impacto en nuestro apetito y esto puede causar que inconscientemente nos dé hambre poco tiempo después, pero en realidad todo se reduce a la distracción.

A pesar de que caminar tuvo el mayor impacto, cualquier forma de distracción, incluyendo comer en nuestros escritorios, puede conducir a un aumento de peso. Cuando no nos concentramos totalmente en lo que comemos y en el proceso de tomar alimentos, caemos en la trampa de comer sin sentido y ni siquiera reconocemos lo que consumimos.

Sin embargo, otros estudios indican que aunque prestemos atención a la comida y la saboreemos, significa que necesitamos comer menos para sentirnos satisfechos.

Otro estudio de la revista British Journal of Nutrition hizo una prueba en la que algunos participantes comían Jaffa Cakes mientras jugaban un videojuego y otros se lo comieron en silencio. Resultó que los primeros notaron una menor diferencia en sus nivel de hambre y saciedad al poco tiempo, a pesar de que habían consumido la misma porción. Otros 24 estudios demostraron que la distracción hace comer más, ya sea caminado, jugando o trabajando. No prestar atención a la comida no sólo te hace comer más, también hace que te dé hambre más tarde.

También podría interesarte

Ahora ve
Revive las muertes más impactantes de Game of Thrones en este video
No te pierdas
×