12 maneras de tirar tu dinero en ropa

Una pequeña guía para que no gastes más tu dinero en cosas que no vas a usar
-
Brice de Nice (James Huth, 2005)  -  (Foto: Brice de Nice (James Huth, 2005))

AVISO: Esta es una nota humorística, cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia. O no. 

Suponemos que alguna vez te has dado cuenta después de un tiempo de que esa "gran compra" que habías hecho resultó ser una de las peores cosas adquiridas durante tu vida. Puede que trates de justificarte al principio, diciendo algo así como "lo necesito", pero irrevocablemente esa prenda acabará en el cajón de las prendas olvidadas. Aquí te decimos doce situaciones con las que podrías identificarte y aprender algo para intentar que no vuelvan a suceder.

1. Recuerdos ridículos

Te las estás pasando tan bien en tu viaje a Disney que decides comprar esa gorra tan divertida que trae las orejas de Mickey Mouse. Sí, esa que sólo se peude usar entre los muros del parque de diversión y que fuera de este espacio te puede hacer parecer un psicópata. La realidad es que tras salir de ese "mundo mágico" no las volverás a usar jamás. 

2. Compras impulsivas

Caminas por la calle y ves en la tienda ese estridente letrero en rojo que reza "REBAJAS" acompañado de llamativos porcentajes. Entras con los ojos encendidos a comprar todo lo que esté a menos de 200 pesos. Cuando despiertas de tu frenesí estás en tu casa con el contenido de las bolsas volcado en la cama. En ese preciso instante te das cuenta que nunca te vas a poner nada de lo que acabas de comprar.

3. Gemelos de ropa

No sabemos que es lo que estabas pensando al vestirte igual que tu novia. Los dos se ven bastante ridículos. Además, cuando termines con ella y veas estas prendas romperás a llorar pensando en tu siamesa. Así que no le hagas caso cuando haga este tipo de propuestas, todavía estás a tiempo de no cometer este craso error.

4. Playeras musicales

Al salir de un concierto traes toda la adrenalina de haber escuchado a tu banda favorita en directo. Sin embargo, no deberías invertir comprando esa playera de pésima calidad que trae impresa la cara del cantante que venden como si fuera un diseño exclusivo. Sé realista, acabará siendo la playera para dormir y posteriormente, por su fealdad, acabará siendo desterrada a ese cajón del que hablamos.

5. La talla más chica

No malgastes comprándote ropa más chica por que estás esperando bajar de peso. Más que nada puede que eso nunca pase y la playera XS que te iba hacer lucir super mamado terminará en manos de tu sobrino porque te corta la circulación en las extremidades.

6. Los Crocs

Puede que sean muy cómodos, ligeros y convenientes. Pero lo feo nadie puede quitárselo. Realmente, se trata de una muy mala elección ya que son zapatos que no puedes combinar con nada. Además, nadie puede tomar en serio a alguien que lleva este tipo de calzado. Para que no digas que no te damos alternativas, si en lugar de unos monstruos de plástico compras unas sandalias de piel te verás más interesante y tendrás una onda hippie irresistible.

Leer: 20 cosas que ellas odian sobre cómo vistes

7. Ropa tradicional

Es bonito apreciar atuendos típicos de regiones nacionales e internacionales. Pero no compres un gorro afelpado, poncho bordado o pantalón amplio si sabes que no lo puedes combinar con nada de tu clóset godín.

8. Espíritu deportivo

Te acabas de inscribir al gimnasio y como buen deportista inviertes en todo el outfit: playeras, shorts, tenis especiales y hasta traje de baño para nadar. Toda esta equipación de deportista vale la pena si luego mantienes tu promesa disciplinadamente. Sin embargo, acabarás dejándolo tras la primera semana. Eso sí, nada te quitará las buenas intenciones.  

9. Noche de brujas

Nunca compres un disfraz por más de 300 pesos, es algo que utilizarás un par de horas y una sola vez. Piensa que serás más original si creas tu propio atuendo combinando las prendas que tienes en tu clóset y de paso te ahorrarás bastante dinero.

10. Jeans rotos

No están de moda, a nadie le quedan bien (excepto a moteros peleones de bar de carretera) y dan un aspecto desaliñado. No creo que tengamos que decir más para que te abstengas de comprarlos.

11. Accesorios infantiles

Pulseras de goma de ciclistas que se dopaban, collares surferos hechos con conchas o pulseras de un festival del 2004 descompuestas. ¿Qué tienen en común todas estas cosas? Son accesorios que se veían bien en un contexto muy concreto, pero ya no. Lo sentimos pero ya es hora de enterrar los fantasmas del pasado.

12. Comprar por moda

Lo que siempre te insistimos, no compres simplemente por comprar o por que todo mundo lo está usando. Invierte en ropa que vaya de acuerdo a tu estilo y que sepas que se puede combinar con las demás prendas de tu clóset. Como dijo Oscar Wilde: "No hay nada tan peligroso como ser demasiado moderno. Corre uno el riesgo de quedarse súbitamente anticuado".

También podría interesarte

 

Ahora ve
Conoce los detalles de "La Bella y La Bestia"
No te pierdas
×