Lo que no debes olvidar al usar un traje

Con estas 5 reglas, no volverás a ir mal vestido.
-
Foto tomada de Instagram  -  (Foto: Foto tomada de Instagram)

Te presentamos5 reglas que no debes olvidar al usar un traje. Empezaremos de arriba hacia abajo:

1. La Regla de Oro: Nunca te abroches el botón de abajo

Estamos hablando del saco. ¿Has oído la frase “sometimes, always, never”? Se refiere a los botones en un saco: el primero a veces se abrocha, el del medio siempre, el último nunca. En caso de que hayan solamente dos botones, el primero se abrocha y el segundo no. Este es el peor error que puedes cometer al usar un traje, y tenemos que decirte que se ve fatal.
Toma en cuenta que cuando te sientas, debes desabrocharte el saco. De esta manera, el traje estará en mejores condiciones y lucirá más. De la misma forma, al levantarte, te lo debes volver a abrochar. Siempre te verás más elegante con el saco puesto, especialmente en un evento formal.

2. Nunca uses corbata si tienes un botón de la camisa desabrochado

Simple y sencillamente le quita formalidad. Una de las reglas más importantes es abrochar el primer botón de la camisa, especialmente si estás usando saco y corbata. Si la camisa te aprieta el cuello, probablemente no te quede y la mejor opción sería cambiar de talla. Recuerda también que el tamaño del cuello de la camisa debe ser proporcional al tamaño de la corbata. Un cuello grande y grueso y una corbata delgada, definitivamente no será una buena combinación. Además, los cuellos delgados combinados con corbatas delgadas, es un look mucho más moderno.

3. La camisa SIEMPRE debe asomarse por las mangas del saco

Otra regla básica. Haz la siguiente prueba: extiende tus brazos hacia los lados formando un ángulo de 90 grados con tu torso y revisa que las mangas del saco lleguen hasta la mitad del hueso de las muñecas. De esta manera te darás cuenta si el saco es de tu tamaño y te queda bien. Siempre debe verse al menos uno o dos dedos de la camisa saliendo de la manga del saco. Si no es así, algo está mal y será necesario llevar tu traje al sastre para que lo ajuste.

4. La corbata no debe llegar más abajo del cinturón

Si tu corbata llega debajo de la hebilla de tu cinturón, está mal puesta. Revisa que estés haciendo bien el nudo porque es un error muy común, y puede ser muy difícil darse cuenta al momento de ponerla. Un muy buen tip es usar el extremo delgado de la corbata para medir lo larga que quieres que quede. El extremo grueso será con el que harás el nudo y si dejas el lado delgado quieto, será más fácil medir la corbata.

5. Los zapatos y el cinturón deben ser del mismo color

No tendrás ningún problema si recuerdas esta regla. No trates de combinar negro con café o gris; no estarás siendo creativo y definitivamente no se verá elegante. Te darás cuenta cuando estés completamente vestido que se ve mucho mejor.

¿Has cometido alguna vez alguno de estos errores? Ahora no tienes excusa para no verte impecable.

Ahora ve
Los mejores momentos de Carrie Fisher
No te pierdas
×