¿Cómo usar correctamente una corbata?

La llevas usando años de tu vida pero seguro todavía cometes algunos errores.
-
Getty Images  -  (Foto: Getty Images)

1. El elemento que resalta de tu look

Podrás haber invertido mucho dinero en tu traje o en tus zapatos pero al realidad es que lo primero que la gente ve de tu outfit es tu corbata. Por eso, es importante que le pongas especial atención. Si sigues usando las mismas que llevabas a tus fiestas de secundaria o si todavía te pones las que te regalaron tus tías en navidad de 2005, ¡para! 

No se necesita ser un amante de la moda para saber qué corbatas sí usar y cuales tienen que ir a la basura. Si tu corbata tiene algún personaje de cómic o caricatura, dile adiós. La manera más fácil de evitar los errores es usar corbatas en tonos neutros o con estampados que no sean demasiado llamativos. 

2. La relación entre la solapa del saco y la corbata

¿No sabes que es la solapa? Búscalo en Google, urgente. 

Cuando tu saco tiene la solapa gruesa, la corbata que uses tiene que ser gruesa. Si tu saco es de solapa delgada, tu corbata también tiene que serlo. Si combinas grueso con delgado vas a lograr un efecto visual nada favorecedor. 

También es importante que tomes en cuenta el color de tu traje. Nunca debes usar una corbata que sea de un tono mucho más claro que tu camisa y/o traje. Ejemplo: Traje y camisa negros con corbata blanca. Vas a parecer pachuco. 

3. Tamaño del nudo: ni muy grande ni muy chico

En este punto nos equivocamos muy seguido. Intenta que el nudo tenga un buen tamaño. Si lo usas muy delgado tu corbata va a parecer correa y si te lo haces muy grueso va a parecer que tienes un pedazo de pizza atorado. El nudo Windsor es tu mejor opción.

Ahora, también es válido usar la corbata un poco loose. Si la llevas muy apretada vas a sufrir todo el día. Pero ojo, cuando decimos loose no nos referimos a que te abras la camisa y te aflojes la corbata. Evita la contaminación visual. ¿Cómo hacerlo de manera correcta? Si te caben más de tres dedos entre la corbata y la camisa, fallaste. 

4. Bow tie, ¿por qué no?

Puede ser que no seas fan de las corbatas. Es válido. Intenta usar un bow tie. ATENCIÓN: No siempre se ve bien. Además de usarlo en eventos formales, lo puedes combinar con un traje o con unos pantalones casuales. 

¿Qué nunca hacer? Usar unos jeans, camisa fajada, suéter digno de tu papá y un bow tie.

5. La importancia de saber usar un tie bar

En Life and Style nos encanta el tie bar. Para que no cometas errores te damos tres tips que te serán de gran uso. Primero: tu tie bar nunca tiene que ser más ancho que tu corbata. Segundo: No sólo se pone en la corbata. La parte de adelante tiene que pisar la corbata y la parte de atrás tiene que estar metida en tu camisa. Tercero: ¿Dónde va? El lugar ideal es entre el tercer y cuarto botón de la camisa. 

Ahora ve
Andy Warhol llega al Museo Jumex en la CDMX
No te pierdas
×