Las prendas que nos dejó el underground

Repasamos la historia de 5 prendas que revolucionaron la moda desde abajo
-
Mods en 1964 (Getty Images)  -  (Foto: Mods en 1964 (Getty Images))

Toda prenda especial tiene su historia. Antes de que esta sea asimilada, reinterpretada y adaptada por los diseñadores de las grandes casas de moda siempre hay unos pocos pioneros que las alzaron como un estandarte identitario. En muchos casos, los responsables de ello suelen ser pandillas o subculturas que buscaron un elemento diferenciador del resto de la sociedad, considerados como conservadores. 

Te contamos el origen de 6 piezas de vestir que cambiaron la moda desde abajo para arriba desde los rincones más oscuros del underground. Tal vez esto sea una apología a aquella ropa que constituye un clásico por motivos de peso y de calle.

Biker JacketGreasers

Un completo icono de la moda que goza del aura de clásico. Creado en 1928 por Irving Schott, fundador de Schott Bros., la chamarra que bautizó con el nombre de Perfecto (por sus cigarrillos favoritos) fue la primera en unir piel con una cremallera diagonal para crear un escudo contra los elementos del motero. El hecho de que Marlon Brando la vistiera en su papel de en Salvaje (László Bendek, 1953) acabó de hacer que los jóvenes pandilleros estadounidenses aficionados al rock la vistieran como una segunda piel. El pelo embadurnado en gel y un tupé (véase a John Travolta en Grease) se complementaban con la chamarra. Tanto fue el impacto del atuendo que posteriormente los punks la adoptaron llena de estoperoles y uno de sus mayores mitos, Sid Vicious de los Sex Pistols, fue enterrado con la suya.

 

 

Parka M-51 – Mods

La subcultura mod de barrio obrero proliferó en la Inglaterra de los 60 con su revival en los 80 y constituía un frente en contra del rockero, llegando a tener enfrentamientos con ellos como el del muelle de Brighton en 1964. Con un nombre derivado de modernista, sus vestimentas constituían de elegantes trajes y sustituyeron las aparatosas motos americanas por manejables scooters italianas que manejaban a ritmo de The Who, The Kinks o The Small Faces. Para poder cruzar las lluviosas ciudades británicos era necesario estar equipado con una chamarra apropiada y, por motivos obvios, la mencionada biker jacket no era una opción. Es por eso que se pusieron largas parkas del ejército americano para no manchar sus trajes. La más icónica de ellas siendo la M-1951, impermeable y hasta la rodilla. Tal vez, no era tan elegante como sus trajes pero su practicidad la hacía idónea. 

 

 

Lentes redondos – Hippies

Quizás fue John Lennon quien popularizó estos lentes excéntricos en una época donde las clases dominantes o square se inclinaban por modelos más parecidos a las browline. Este modelo excéntrico llamado popularmente teashades (por su parecido al color y la forma del té en una taza) bebía de las primeras monturas de lentes y sirvió quizás al hippie para evitar que la gente pudiera ver sus ojos alterados o trasnoches de festivales como Woodstock. Sin duda, este modelo de lentes ha pasado a la historia y han sido adoptados por marcas tan populares como Oliver Peoples o Mykita debido a su personalidad única. 

 

Leer: ¿Cómo se hacen unas botas Dr. Martens?

Polo Fred Perry – Skinhead

La historia de cómo unos polos diseñados por el tenista británico Fred Perry acabaron siendo adoptados por una subcultura algo polémica es algo tremendamente curioso. Pero antes, es necesario aclarar que el skinhead original provenía de barrios humildes y, por sus raíces mods, era amante de la música negra como el ska (véase grupos como The Specials). Posteriormente en los 80, partidos de extrema derecha captarían a estos jóvenes de look casi paramilitar que detestaban al hippie como fuerzas de choque. Aún así, tomaron prendas tan propias de los mods como lo eran los polos de esta marca puramente inglesa, competencia de los franceses Lacoste. Siempre cordados hasta el botón de arriba y en ocasiones ornamentados con tirantes, los Fred Perry constituyeron un pilar de la moda. Siendo en los 90 reutilizados por el britpop en respuesta a la siguiente tribu urbana: el grunge americano. 

 

 

Camisa de franela – Grunge

Los hijos de los hippies y los punks de Seattle destacaban por un estilo descuidado y extremadamente casual. Los motivos de estos jóvenes amantes de bandas como Nirvana, Mudhoney o Soundgarden para adoptar esta tendencia descuidada fue que tuvieron que vivir una dura crisis económica en los 90. Por lo tanto, el lugar más apropiado para comprar ropa fueron las tiendas de segunda mano. Un tejido tan barato como la franela era extremadamente común y resultó en que adoptaran esas gruesas camisas de cuadros. Generalmente, las combinaban con un gorro tipo beanie, pantalones cargo y botas de combate como las clásicas Dr. Martens. Para hacerse una idea de la importancia de la comodidad para esta subcultura de pelo largo sólo hay que fijarse en Kurt Cobain, su máximo exponente.

También te podría interesar

Ahora ve
8 señales que nuestro cuerpo envía cuando no tenemos sexo
No te pierdas
×