10 cosas que no sabías sobre Burberry

La historia de la marca más icónica de gabardinas encierra algunos secretos
-
Patrón tartan de Burberry (Wikimedia Commons)  -  (Foto: Patrón tartan de Burberry (Wikimedia Commons))

Elegancia británica y un abrigo que es un clásico atemporal en el mundo de la moda. Burberry sirvió su tiempo en la trinchera y emergió de esta para encandilar a la realeza como una de las firmas más importantes de Reino Unido. Repasamos la larga historia y tradición de la marca así como su invento revolucionario y evolución que la han llevado a ser parte importante de la cultura masculina. Sin más dilación, te traemos 10 datos para que conozcas más a fondo los orígenes de tan destacados sastres.

Inicios humildes

El fundador de la marca, Thomas Burberry, abrió su primera tienda en 1856 en Basingstoke, Inglaterra, cuando tenía sólo 21 años. El joven aprendiz de vendedor de telas consiguió establecer un negocio sólido en 1870 cuando se focalizó en las prendas de exterior y sobretodos.

 

La invención de una prenda icónica

En 1870 la marca introdujo a su colección una pieza que lo cambiaría todo: la gabardina. Una tela repelente al agua y transpirable que era ideal para el lluvioso clima británic. Tan revolucionario invento consiguió impulsar su negocio a lo más alto en cuanto a ventas y fama. 

 

Una tienda centenaria

Los hijos de Thomas Burberry abrieron la tienda más icónica de la marca en 1891, en el Haymarket de Londres. El local sigue abierto y vendiendo ropa de la marca siendo también, hasta hace poco, la sede de su cuartel general.

 

El caballero medieval

El logo de la marca que muestra un caballero medieval cargando con una lanza se diseñó en 1901. En su estandarte aparece la palabra latina Prorusm que significa "hacia adelante". El significado de este lema empresarial implica el deseo de la compañía de avanzar sin descanso hacia su futuro.

 

Guerra de trincheras

La firma fue la encargada de diseñar un nuevo abrigo para los oficiales británicos durante la Primera Guerra Mundial menos pesado que los anteriores uniformes estándar. Añadidos como las charreteras para poner los galones o compartimentos para guardar armas y munición hacían que la elegancia británica estuviera presente hasta en una trinchera llena de barro durante la batalla de Verdún. Debido a su durabilidad en condiciones tan extremas se acabó ganando el mote todavía usado de trench coat.

Leer: Savile Row o la quinta esencia del estilo

Cambio de nombre

Pese a haber sido fundada bajo el nombre Burberry por su fundador, la gran popularidad de las gabardinas entre esus clientes empezaran a llamarla "Burberrys of London". La marca, para adaptarse a su público, cambió su nombre a Burberrys durante un tiempo hasta volver al original. Es por eso que existe cierta confusión respecto a la forma de llamar a la marca y que en etiquetas de otras épocas podamos encontrar todavía este otro nombre .

 

Un patrón afamado

El patrón tartan que combina rojo, negro y camel es el más reconcible del mundo de la moda y fue diseñado durante los años 20 para decorar el interior de las gabardinas. Pero tener una tela tan icónica también implica que va a ser copiada en cantidades industriales. Es por eso que los derechos sobre este célebre esquema de cuadros tienen un durísimo muro legal que emprende acciones contra aquellos que lo plagian.

 

Expediciones arriesgadas

Las expediciones a los polos requerían una equipación infalible para no congelarse en tan extremas temperaturas. En 1911 la marca vistió a Roald Amudsen, el primer hombre en llegar al Polo Sur, y en 1914 a Ernest Shackleton cuando lideró su heroica expedición que cruzó la Antártida a pie. Aunque también lo llevaron los protagonistas hazañas fallidas, como el intento de George Mallory de alcanzar la cima del Everest en 1924.

 

Noir y beatlemanía

Pero para entender cómo el abrigo de la trinchera pasó a ser un clásico atemporal esencial en el armario de todo hombre debemos antes echar un vistazo a la cultura pop que lo encumbró. Las películas noir de los años 50 le dieron esa aura de detective antihéroe tan característica de Bogart y ejemplos como la excelente Casablanca marcó "el comienzo de una hermosa amistad" de la gabardina con la moda masculina. Pese a ello, en los 60 los jóvenes la veían como una prenda de adultos square. No fue hasta que The Beatles, embajadores por excelencia del Reino Unido, comenzaron a vestirla que no se tapó esa brecha, alzando la gabardina como algo para todas las edades y sexos.

 

Vestimenta de reyes

Aún así, aparte de músicos y actores, la monarquía inglesa siempre ha reconocido la excelencia histórica de la marca y la ha vestido con orgullo en todo tipo de ocasiones, especialmente en sus retiros a la residencia de Balmoral. De hecho, Isabel II y el Príncipe Carlos son acérrimos defensores de Burberry y por ese motivo la compañía goza de patronaje por parte de la casa real y el privilegio de la misma en el comercio exterior. 

También podría interesarte

 

Ahora ve
Fragmentado, la película de terror psicológico más esperada del año
No te pierdas
×