Vespa cumple 70 años

El Club Vespa CDMX nos muestra el estilo de vida de los herederos en nuestro país de la cultura mod
-
Tanya Chávez  -  (Foto: Tanya Chávez)

Este año, la moto más emblemática de la compañía italiana Piaggio cumple 70 años. Hablamos de la inconfundible Vespa, madre de las scooters y compañera inseparable de la subcultura mod desde la década de los 60. Un vehículo que desde su aparición ha ido ligado a un estilo de vida muy particular.

Los años han pasado, y Vespa ha evolucionado con nuevos modelos automáticos, equipados con inyección electrónica, tablero digital y demás ajustes necesarios para sobrevivir comercialmente a este siglo XXI. Pero, aún así, el amor por sus modelos clásicos, con la setentera PX de 4 velocidades y llanta de refacción a la cabeza, sigue más activo que nunca. Muestra de ello son los integrantes de Vespa Club que, semana tras semana y mes tras mes, se reúnen en las principales ciudades de nuestro país para compartir su pasión por la scooter italiana. 

"A los que usan Vespa automática les llamamos 'nenas'", bromean Gerardo Rinconcillo y Enrique Mujica, presidente y miembro fundador del Vespa Club Ciudad de México, tras mostrarnos a su PX 200 cc de 2005 negra y a su PX 125cc de 1978 roja —con un California Sidecar del mismo año integrado— en acción en el lugar de la cita acordada, La Marquesa.

Bromas aparte, este año ambos están felices porque México (como país) ya está registrado en el Club Mundial de Vespa. "Ya hace más de 15 años que se intentaba", relata Rinconcillo. "Y por fin lo hemos logrado". Se trata de todo un hito para una comunidad que lleva desde los años 50 organizando actividades tan sorprendentes como rodar del DF a Acapulco en scooter. Y es que Los Malportados, como se les conoce ahora a los miembros del club defeño, son sólo la nueva generación de una tradición tan antigua como la propia Vespa.

"Nos llaman así porque nos gusta mucho el trago", sonríe el presidente. "Nos reunimos cada jueves en la Bipo de la Roma y es ahí donde arrancan los proyectos: rodadas mensuales a estados cercanos como Morelos, Puebla o Hidalgo; un Track Day anual en una pista de go karts; la participación en un festival de música mod (Chewing Gum); dos bazares al año de artículos para la Vespa y ropa mod —Merc, Lambretta, Fred Perry, Ben Sherman, Creepers, Adidas y Dr. Martens son sus marcas de referencia— y las emblemáticas rodadas anuales en la que se reúnen los miembros de todos los clubes del país, que este 2016 será en Vallarta".

Todo esto no tendría tanto valor si no fuera porque se trata de motos pensadas para distancias cortas. Pero, como dice Enrique Mujica: "La gente que conoces gracias a la Vespa hace que valga la pena. Por algo hubo alguien que dio la vuelta al mundo en la suya".   

Este texto pertenece a la edición impresa de febrero de 2016 de Life and Style.

También podría interesarte

Ahora ve
El director de "La Momia" muestra el ADN de la película con Tom Cruise
No te pierdas
×