Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

Historia del significado de los tatuajes a través del tiempo

En Japón, por ejemplo, los usaban para marcar criminales, pero poco a poco esta práctica se ha convertido en una forma de expresión.
Tatuaje
Tatuaje Historia del significado

Te tenemos una buena y una mala noticia si planeas tatuarte pronto: la buena es que te unirás a una tradición milenaria que existe en el mundo desde el inicio de la civilización, y la mala es que también desde tiempos milenarios esta práctica ha cargado con un montón de estigmas (algunos positivos, pero en su mayoría negativos).

Desde hace ya algunas décadas, la percepción sobre los tatuajes ha cambiado y cada vez gana mayor aceptación social. Sin embargo, muchas personas todavía mantienen estereotipos negativos sobre las personas que tienen uno o más tatuajes. La clave para entender este tipo de pensamiento podría dárnosla la historia de la misma práctica, aquí te contamos todo al respecto.

Tatuajes, una práctica artística que existe desde la antigüedad


El primer tatuaje del que se tiene registro en la historia se realizó hace ocho mil años y fue una especie de bigote dibujado sobre el labio superior de un joven peruano, según datos del periodista de CNN Estados Unidos, Jake Willis.

Publicidad

Desde ese entonces y hasta nuestros días, esta práctica ha tenido significados tanto negativos como positivos a través de la historia de diferentes culturas.

En Egipto, hay registros de que los tatuajes se utilizaban para condecorar a la realeza, así lo explica Victoria Frecentese en el artículo “Tattooing Identity: An analysis of historical and contemporary tattooing practices”. Esto se descubrió luego de encontrar que tres momias de la onceava dinastía tenían marcas de tinta en el cuerpo.

Historia del significado de los tatuajes a través del tiempo

Se cree que la connotación negativa de la práctica inició en Japón durante el periodo Edo (1603-1868) porque en ese entonces los tatuajes representaban un castigo social. Alexander Ankirskiy en su artículo de investigación “Perception of Tattoos: Now and Then, Japan vs. The Western World”, explica que en ese periodo se tatuaba a los criminales con una línea horizontal en la frente cada vez que cometían un delito, y si lo hacían más de tres veces se les tatuaba el símbolo 犬, que significa perro.

Según Frecentese, en el Mediterráneo, filósofos como Platón y Aristófanes escribieron que los tatuajes se utilizaban con fines decorativos y terapéuticos. Eso sí, también se encontró que en Roma se tatuaba a los soldados como una manera de otorgarles una insignia profesional. Asimismo, se marcaba con este mismo método a los criminales y prisioneros, pero como una forma de castigo.

En los años siguientes, según la investigadora, la práctica tuvo significados buenos y malos: cerca de 1700 en Europa los tatuajes se popularizaron entre marineros y otros delincuentes, pero a mediados del siglo XIX personas de la realeza y la clase alta europea adoptaron la tendencia de tatuarse porque les parecía exótica y extravagante.

¿Por qué todavía hay tantos estereotipos negativos?

El auge del tatuaje llegó en el siglo XX cuando los tatuajes se convirtieron en un elemento de la cultura pop, en especial gracias a las celebridades y músicos que surgieron durante el movimiento del punk y el rock n’ roll. Después, en el siglo XXI la práctica no sólo siguió siendo común, sino que aumentó su popularidad.
Así, llegamos hasta nuestros días. Los especialistas concluyen que si bien la actitud negativa hacia los tatuajes ha disminuido en comparación con la que se tenía hace algunas décadas, los estereotipos continúan por clasismo, ya que muchas personas en países occidentales todavía asocian esta práctica con las clases bajas y criminales y eso les genera una reacción de aversión.

Te enviamos estudios, noticias sobre ciencia y más
Recibe las información más relevante.

.¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad