Esta cuenta de Twitter está poniendo cara a los racistas de Charlottesville

Donald Trump despertó el racismo en Estados Unidos y esta cuenta de Twitter está poniendo cara a la intolerancia del país.
Racism  Racism  (Foto: Cortesía)

“Si tienes que empezar una oración con un ‘no soy racista, pero…’, en realidad eres bastante racista”, así nos da la bienvenida la cuenta @YesYoureRacist en Twitter, una iniciativa que data de 2012 pero que ha tomado fuerza tras la toma de posesión a la presidencia estadounidense de Donald Trump y los recientes y aberrantes hechos en Charlottesville, Virginia.

Su existencia nos recuerda a la paradoja de la tolerancia del filósofo austriaco, Karl Popper, quien decía que la tolerancia ilimitada conduciría a la desaparición de la tolerancia. En plena Segunda Guerra Mundial, Popper explicaba que ser tolerante con aquellos que se niegan a respetar la existencia del otro –y sus diferencias físicas, sexuales, ideológicas, etc– nos llevará, de nuevo, a escenarios catastróficos como los que la humanidad ha vivido el último siglo. Bajo esta premisa y considerando el despertar del racismo en Estados Unidos, tenemos que hablar de los esfuerzos ciudadanos por no ser tolerantes con los intolerantes.

Las redes sociales están permitiendo que la ciudadanía identifique a aquellas personas que están difundiendo –y ejerciendo– el odio hacia personas diferentes a ellos. Esta red comunitaria que se ha creado en Twitter permite identificar a todas las personas que participaron en las manifestaciones de supuestos supremacistas blancos, nazis –sí, es 2017 y estamos hablando de nazis–, personas que apoyan y creen en el discurso de su nuevo presidente, Donald Trump.

“Este es James Allsup, orador en la reunión de alt-right en Washington. Presidente de los Republicanos de su universidad y uno de los racistas de @bakedalaska”, se puede leer en un tuit en el que se ve en una imagen al hombre mencionado rodeado de antorchas en la marcha del sábado 12 de agosto. Otras dos fotos acompañan el mensaje, en ellas hay una declaración de él reconociendo que fue orador en la reunión alt-right y en otra, en la que se le menciona como presidente de los Republicanos de la Universidad de Washington.

Las respuestas en tan sólo este tweet han alcanzado los 974 comentarios, 20 mil retweets y 17 mil favoritos. Todos hablan de dejar en claro en su perfil de LinkedIn que él es racista, también arroban a la universidad y la invitan a cuestionarse si es él es la persona correcta para dar la cara por su escuela, otros tantos más llamándolo fascista, nazi y unos más que invitan a nunca olvidar su rostro. Y los tweets no terminan. Uno a uno los manifestantes están siendo identificados.


Algunos de ellos están siendo despedidos de su trabajo. Según la misma cuenta, Cole White, una de las primeras personas expuestas, fue despedido de su trabajo.

Esta ha sido la respuesta en las redes sociales a la violencia que se desató hace unos días, cuando unos ultranacionalistas llegaron a Charlottesville para protestar contra la remoción de una estatua del general Robert E. Lee, considerado por muchos como un símbolo de la esclavitud en Estados Unidos.

Hubo una confrontación con otro grupo que se manifestaba a favor del respeto al prójimo y en contra de actitudes discriminatorias y racistas. Un joven blanco tomó un automóvil y aceleró en contra de este grupo de manifestantes, como consecuencia falleció Heather Heyer de 32 años, una activista que protestaba contra la marcha de los supremacistas blancos.

Ahora ve
Video: Así ha sido la evolución de Kim Kardashian
No te pierdas
×