Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La Generación Z prefiere beber vino antes que una cerveza

Además de ellos, los millennials han afectado fuertemente a la industria cervecera en el mundo.
Millennials y Gen Z
Millennials y Gen Z ¿Acabarán con la industria cervecera? (Foto: Shutterstock)

Ya de entrada a los llamados millennials se les culpa de que la industria cervecera ha caído en una espiral descendente, pero los problemas no terminan ahí.

Un informe de Berenberg Research, publicado por el sitio Business Insider, indica que los miembros de la Generación Z prefieren otro tipo de bebidas como los destilados o un vino antes que tomarse una cerveza.

"La Generación Z marca un punto de inflexión, siendo la primera generación que prefiere las bebidas espirituosas a la cerveza", según el reporte.

Si bien las características para definir a cada una de estas generaciones no están muy claras, Berenberg encuestó a más de 6,000 personas de entre 16 y 22 años en Estados Unidos para este estudio generacional con la bebida.

Los millennials y la siguiente generación ven a la cerveza, en especial a la más comercial, como poco auténtica y nada atractiva.

Publicidad

via GIPHY

Por otra parte, el estudio también arrojó que la llamada Gen Z en general está bebiendo menos alcohol que las generaciones anteriores.

Las personas encuestadas pertenecientes a la Generación Z dijeron que bebían menos porque estaban preocupados por su salud, también porque no les gusta tener resaca y mucho menos les agrada ser juzgados por amigos o padres. Tal parece que los adolescentes de entre 16 y 22 años no creen que beber sea tan divertido.

"Veinte años de educación antidrogas, antitabaco y antialcohólico han hecho su trabajo: ya no es 'poco cool' no beber ni tomar drogas", escribieron los analistas de Berenberg en un informe de la industria de bebidas publicado en septiembre.

Publicidad

La penetración de la cerveza cayó 1 punto porcentual en el mercado de EE.UU. de 2016 a 2017, mientras que el vino y las bebidas espirituosas se mantuvieron inmóviles, según datos de Nielsen. La cerveza ya perdió un 10% de cuota de mercado en vino y licor fuerte desde 2006 hasta 2016.

Newsletter

Has quedado suscrito al newsletter

Publicidad
Publicidad