Inox, un tanque en la muñeca

Para celebrar sus 130 años, Victorinox Swiss lanzó este invencible cronógrafo.
-
Cortesía de Victorinox Swiss Army  -  (Foto: Cortesía de Victorinox Swiss Army)

La invitación de Victorinox fue irresistible: conocer un reloj concebido y diseñado para vencer las adversidades más insólitas, el cual superó 130 pruebas para demostrar su resistencia. No sólo eso. Además, dijeron, se trataba de un cronógrafo. Con toda nuestra experiencia en relojes, ¿era posible que hubieran creado un reloj sofisticado a prueba de todo? Viajamos a Nueva York para comprobarlo. 

La cita fue en una bodega cercana al río Hudson, donde Barbra Streisand solía ensayar clásicos como "Some Other Time".

A diferencia del título que entonaba la cantante de Brooklyn, no había otro momento para ser testigos de algunas pruebas de resistencia que se le realizarían a la nueva pieza. Frente a nuestros ojos, enfrentó una pulidora de arena; su segundero se mantenía andando luego de estar casi siete días congelado; burbujeó entre agua caliente dentro de una tetera humeante; sorteó decenas de ciclos dentro de una lavadora; y resistió el peso de un camión de bomberos que le pasó por encima más de una docena de veces.

Parecía una demostración al más puro estilo de infomercial, con el público entrenado para hacer cara de asombro, pero era natural la admiración por descubrir el perfil de este reloj: un soldado de larga duración.

Se trata de Inox, una pieza que promete ser el nuevo estándar de resistencia en la industria. "Queríamos un producto que personificara la promesa de Victorinox: convertirse en un compañero de por vida", nos dijo, tras la presentación, François Nunez, director de producción. La marca suiza es experta en la fabricación de navajas desde 1884, y entró al mundo relojero en 1989.

Este modelo representa el puente entre estos dos mundos, unidos por la misma filosofía: la obsesión por el detalle y los altos estándares de calidad de los suizos.

"Hoy, más que nunca, queremos ser dueños de artículos de fiar. No queremos dolores de cabeza, y un reloj no es la excepción. Una buena pieza debe ser accesible, funcional y amigable al usuario", cuenta Alexander Bennouna, CEO de Victorinox Swiss Army.

Uno de sus secretos para ser imbatible es que está hecho de acero sólido. La caja del reloj está sellada con este metal, que le da una protección incomparable, mientras que el bisel, ligeramente elevado, proporciona una protección superior a la corona y al cristal. Pero no hay que confundir resistencia con simpleza: el Inox tiene un diseño compacto y sólido, pero elegante. La colección 2014 presenta tres modelos -con esfera y correa en negro, en verde y en azul.

Si un nuevo superhérpe debe defender la Gran Manzana, ya sabemos con qué se debe equipar.

Ahora ve
Andy Warhol llega al Museo Jumex en la CDMX
No te pierdas
×