Un tourbillon volante y al centro

Haldimann mantiene viva su principal invención
-
Clasicismo mecánico  -  (Foto: Cortesía: Haldimann)

Beat Haldimann relojero y propietario de esta marca suiza nacida en 1642, es el encargado de mantener viva la tradición de grandes piezas creadas por sus antecesores durante siglo XVII. Una de ellas es el tourbillon volante, que este año se presenta con una versión llamada H1 Flying Central Tourbillon.

 

El tourbillon se encuentra localizado al centro y es impulsado por el calibre H-Zen. A de cuerda manual, con tres barriletes que le permiten tener la suficiente fuerza para darle vida al tourbillon, y ofrecer un giro de 60 segundos. Se han editado cuatro versiones en caja de oro amarillo, rosa, blanco y platino, que hacen juego con su estética clásica.

 

También podría interesarte 

Ahora ve
Los mejores momentos de Carrie Fisher
No te pierdas
×