Comida rusa que nunca probarías

Aunque la comida rusa no es la más famosa del mundo, es bastante buena, pero igual que en todos los países, tienen una que otra costumbre un poco rara. ¿Te atreverías a probar estos platillos?

Okroshka

1
Okroshka  Sopa fría  (Foto: Tour Moscow)

Es una sopa bastante peculiar. Para empezar, se sirve fría y se prepara con kvas —una bebida alcohólica hecha con fermento de moras, levadura o pan de centeno— vegetales, huevo, carne cocinada y salchichas. Suele consumirse para refrescarse en los días más calurosos del verano.

Salo

2
Salo  Grasa de cerdo  (Foto: Tour Moscow)

Es un primo lejano del tocino hecho con rebanadas de grasa curadas, con o sin piel. Estos bocaditos de grasa, por lo general se salan y se sazonan con pimienta negra. Se come crudo y recién salido del refrigerador, o bien, combinado con papas a la francesa o como acompañamiento del famoso Bosch.

Kholodec

3
Kholodec  Gelatina de carne  (Foto: Tour Moscow)

Es una especie de gelatina, pero hecha de carne. Se prepara con caldo de carne, pedazos de res o cerdo y grenetina. Aunque suena poco apetitoso y tampoco se ve muy bien, tiene muchas propiedades nutrimentales. Se sirve frío y se come con pan, mostaza o vinagre. Es común servirlo como cena durante el invierno para aumentar las defensas en las épocas más frías.

Silyodka Pod Shuboy

4
Silyodka  Ensalada de arenque  (Foto: Tour Moscow)

La traducción exacta es “Arenque bajo un abrigo de piel”, es una especie de ensalada hecha con arenque marinado —pescado— y capas de papa hervida, huevo, betabel e inmensas cantidades de mayonesa. Se prepara como una especie de pastel y a los rusos les encanta.

Kishka

5
Kishka  Embutido ruso  (Foto: Tour Moscow)

Es un embutido que se hace rellenando el intestino de vaca con una mezcla de carne, especias, aceite, harina y papa hervida, aunque los ingredientes pueden varias dependiendo la región de Rusia donde se prepare. Se sirve con gravy.