5 maridajes perfectos entre puros y drinks

Una selección de las uniones perfectas entre tabaco y espirituoso para el caballero exigente
-
Ron Zacapa maridado con Montecristo (Tanya Chávez)  -  (Foto: Ron Zacapa maridado con Montecristo (Tanya Chávez))

Hay pocos placeres que los caballeros disfrutemos tanto como tomarnos el tiempo para disfrutar de un de un buen puro acompañado de una gran bebida. Entender el valor del tiempo para hacerlo, nos lleva a recordar y vivir de forma más intensa el momento, a disfrutar el ritual de encender el cigarro y beberlo con un trago que lo dignifique y lo complemente.

Acompañar una charla con grandes amigos, buscar momentos de introspección o inspiración, celebrar un momento importante, o simplemente contemplar y hacer una pausa, dar un respiro, son algunos de los momentos ideales para hacerlo.

Usualmente, se asocia el maridaje de un puro con el ron o el coñac, sin embargo, aquí propongo una serie de cinco maridajes distintos a los usuales. De acuerdo a las intensidades, aromas y sabores de estos puros mexicanos, habanos o nicaragüenses, estos serán ideales para maridar con whisky, ron, coñac y hasta mezcal.

Cohiba Behike 54 (habano) con Hennessy XO

Cohiba Behike es la línea más exclusiva de la casa Cohiba. Su producción extremadamente limitada incorpora por primera vez en la ligada de sus 3 vitolas la hoja de tabaco llamada “medio tiempo”  que le aporta carácter y sabor excepcionales: marcados por una intensidad fuerte, oscura y con aromas a café y maderas que lo hacen ideal para maridar con uno de los coñacs más icónicos de Hennessy.

El Hennessy XO con sus aromas a roble, cuero antiguo y frutos secos, así como su carácter elegante y profundo lograrán un maridaje muy especial al disfrutarlos juntos.

Romeo y Julieta No. 2 (habano) con Jack Daniel ́s Single Barrel

Este puro de tamaño, grosor e intensidad media, forjado en la Habana, tiene exquisitos sabores a nuez, chocolate y ciertas notas florales que lo hacen muy fácil de fumar. Por ello será el maridaje ideal para el Tennesse whiskey que es el Single Barrel de Jack Daniel ́s.

Este whiskey tiene la tiene la particularidad de ser embotellado directamente del barril a la botella. Reposándose y añejándose en la parte más alta de las bodegas, por lo que el clima, la temperatura y la exposición al medio ambiente dotan a cada barrica de un sabor especial. Por este motivo cada botella de Single Barrel es diferente. Aunque conserva sus características de sabor con muchas notas de caramelo, maíz, madera y vainilla que complementan perfectamente al Romeo y Julieta No. 2 cuyas hojas son cultivadas en Pinar del Río, Cuba, considerada la mejor zona para plantar tabaco del mundo.

Davidoff Primeros Maduro (Nicaragua) con Dalmore 12 años

La casa suiza de puros es una de las más elegantes y exigentes para hacer puros. Su edición especial lo demuestra, los Davidoff Primeros Maduros que utilizan tabaco de Nicaragua.

Su complejidad y balance de sabor intenso con aromas a madera dulce se llevarán de forma ideal con el Dalmore 12 años, un gran single malt que ha sido madurado durante un período inicial de nueve años en roble blanco americano que anteriormente había contenido bourbon. Posteriormente, una mitad continúa su maduración en esas barricas mientras que la otra se transfiere a barricas que anteriormente han contenido el jerez Matusalén de 30 años. Este proceso lo dota de sabores a naranja, jerez, miel y vainilla, que sin duda crean un matrimonio ideal con este Davidoff.  

Leer: Oda a la res

Montecristo No. 2 Pirámides (habano) con Ron Zacapa 23 años

El Ron Zacapa 23 Años es elaborado con mieles de caña de azúcar y su proceso de añejamiento es algo único. La destilería emplea un método que se conoce como sistema especial de añejamiento dinámico: los rones pasan por cuatro tipos de barriles durante su proceso de elaboración. Esto lo que lo dota de un color ámbar oscuro y le da elegantes aromas a miel, almendra y chocolate que lo hacen muy balanceado sin perder su fuerza.

Por ese preciso motivo marida tan bien con el Montecristo No. 2 Pirámide, cuya forma de torpedo da pauta a una experiencia de fumado fácil y ligero. Esta línea de producto exclusivo fue definida como unos de los secretos mejor guardados de Montecristo, por la fuerte personalidad de su sabor, cuerpo entero, olor a hierba fresca y su grado de intensidad ligeramente fuerte.

Atelier Te Amo (mexicano) con Mezcal de la Mezcaloteca maguey Marteño

Aunque los puros mexicanos no están aún tan consolidados como los habanos, dominicanos o nicaragüenses, su calidad es extraordinaria. Para muestra el puro Atelier Te Amo que evoca a los talleres o pequeñas fábricas artesanales que se ubicaban en el Valle de San Andrés Tuxtla en Veracruz, en las cuales se fabricaban puros artesanalmente en cantidades limitadas seleccionando sólo las mejores hojas de tabaco y añejándolas por al menos cinco años. Combina la más fina capa, banda y tripa de tabaco Criollo San Andrés. Sin duda, una mezcla única en su tipo que se distingue por una fortaleza intensa y una dulzura inigualable.

Por ello será el complemento ideal para este mezcal de 49 grados de alcohol producido de forma artesanal por una de las casas que más respeta el mezcal en nuestro país: La Mezcaloteca. Su mezcal de maguey Marteño (un maguey silvestre muy raro) tiene una doble destilación en olla de barro que le da una fortaleza especial a sus sabor con notas de tierra, hierbas y un muy ligero ahumado.

También podría interesarte

Ahora ve
David Beckham se convierte en el nuevo ícono mundial de estilo
No te pierdas
×