Tiempo de Pig-Nic

No te pierdas la columna semanal de "El Food Spy" y disfruta de sus recomendaciones
-
El Food Spy  -  (Foto: El Food Spy)

La única lista que tengo en mi vida más grande que la de libros que quiero leer y no me da tiempo es la de restaurantes que tengo que probar. Pero ya llegó el verano y este clima increíble que tenemos en la mayoría de nuestro México, aunado a los viernes que para muchos acaban temprano, nos da el pretexto perfecto para ir tachando de la lista.

Aquí te propongo la lista de los 13 lugares que yo no dejaría de visitar este verano, para que te des un merecido Pig-nic:

1. Huset
(Ciudad de México)

Debatiblemente, el mood de terraza campirana más agradable de la capital con una cocina campirana que tiene unas entradas memorables y unos postres suculentos. Acá es perfecto para que el chilango frustrado que no se pudo ir a ningún lado, pase todos sus sábados dejándose consentir por Maycoll Calderón que además de una gran comida tiene una excelente oferta de coctelería (¡con y sin alcohol).

husetroma.com

2. Silvestre
(Valle de Guadalupe, BC)

El pop-up de Benito y Solange es, como todo lo que desde hace 20 años han hecho en Ensenada y el Valle, perfectamente bien logrado (ambos son propietarios del por todos conocido Manzanilla en Ensenada). Benito es uno de los grandes promotores de la cocina arriesgada con la que empezó México a darse a notar en el mundo y, a mi juicio, uno de los mejores manejando productos del mar. Silvestre es la perfecta oportunidad para combinar alta cocina con la inigualable belleza del Valle de Guadalupe.

rmanzanilla.com

3. Limosneros
(Centro Histórico, Ciudad de México)

No se dejen engañar por el aparente carácter de "nuevo" de Limosneros, lo respaldan nada menos que 104 años de historia del Café de Tacuba y es una apuesta de cocina de manteles largos con el sabor, la sazón y el cariño que "Papa Nicho" (fundador del café) le hubiese puesto. Regálense un domingo en el Centro con sus decenas de museos y rematen en con un comilón en Limosneros.

limosneros.com.mx/web

4. Axiote
(Playa del Carmen, QR)

Digamos la verdad, Playa tiene mucho restaurante "para turista" (menús fijos, pastas mal logradas, vinos mediocrones y precios que van al cielo) pero como todo en esta vida, ahí escondidito en la mitad está la joya de Xavier Pérez Stone donde puedes comer riquísimo, el ambiente es extraordinariamente casual y los mezcales interminables. Si estas en Cancún/Riviera/Playa/Tulum resérvate una de tus noches en Axiote.

axiote.rest

 5. Lardo
(Ciudad de México)

El ya-no-tan nuevo restaurante de Elena Reygadas, además de cumplir con la comida, tiene dos cosas que me gustan para este verano: el ambiente es un perfecto mata tardes y los platillos se prestan para el enorme placer que es pedir nueve cosas y compartirlas, llevándote toda clase de sabores a la boca.

lardo.mx

6. Jacinto
(San Miguel de Allende, Gto.)

Pues si decides visitar San Miguel este verano, Matteo Salas ya tiene un nuevo restaurante. Y de verdad vale mucho la pena probarlo.

jacinto1930.mx

 7. Pitiona
(Oaxaca)

Para mi, ésta es la comida o la cena obligada si uno pasa más de 16 horas en Oaxaca. Si hay suerte –y los deplorables maestros de la sección 22 no están en Santo Domingo– puedes ir a que Manolo Baños te deje probar uno de los mejores menús del país.

pitiona.com

8. Fonda Fina
(Ciudad de México)

El nombre describe perfectamente lo que puedes esperar. Vas a comer delicioso, sorprendentemente bien, con platos y ambiente casual, pero perfectamente bien logrados. Otro lugar para pasar la tarde en la Roma en rol hedonista.

fondafina.com.mx

9. Raíz Polanco
(Ciudad de México)

Finalmente Raíz se acercó a la civilización y dejamos de envidiar a los suertudos que, en Arboledas, tenían acceso al menú y al increíble servicio de Raíz. El local también se presta para tardes largas de jueves, así que te recomiendo ir con un buen grupo de amigos.

restauranteraiz.com

 10. Garum
(Ciudad de México)

Se me antoja este verano para ocasiones especiales, para una buena cena donde te dejes consentir con 4 o 5 tiempos y pruebes las técnicas, sabores y sorpresas que Vicente Torres, te presenta.  El segundo piso tiene un ventanal que se abre de par en par para disfrutar la noche en verano, pero la mesa del chef, es imperdible.

garum.mx

11. Klein’s
(Ciudad de México)

Es perfecto para desayunar largo y tendido en sábado (o domingo después de la típica carrera en Reforma). Los huevos San Marcos son un platillo que debería pasar a la posteridad y el salón de la fama del power breakfast, son unos huevos rancheros  -con una salsa increible que le llaman macuarra- montados sobre un bagel abierto a la mitad, retacado de queso crema y con rebanaditas de salami kosher recién dorado en la parrilla y crujiente). Son una experiencia de vida! 

kleins.mx

12. Romero y Azahar
(Monterrey, NL)

Comida casual, increíble hospitalidad, los sabores que pone en la mesa Alfredo Villanueva y, probablemente, la mejor carta de vinos californianos disponible en México, hacen de este lugar una opción increíble para cenar cualquier viernes con amigos y, eso sí, olvidarse del infernal calor veraniego de Monterrey.

romeroyazahar.com

13. Finca Altozano
(Valle de Guadalupe BC)

Este es un lugar para "pasar el dia", un conceptazo de Javier Plascencia que está pensado para que llegues a terminar de almorzar (tipo 12:30 con familia, amigos, el tío y hasta la suegra) y te salgas de ahí con el inmejorable cielo estrellado del Valle de Guadalupe. Vas a ir a pasar todo tu día –plan perfecto de verano– y no te vas a arrepentir. La comida de Javier es suculenta, no pretenciosa y de sabores memorables; la calidad es excelente, y los vinos, bueno, estás en la Baja.

Les deseo que disfruten mucho su verano, planeen sus mejores Pig-nics y nos vemos a la próxima, ¡o comamos!

fincaltozano.com/

 

Instagram: @el_foodspy

Mail: ElFoodSpy@gmail.com

 

También podría interesarte

 

Ahora ve
Fragmentado, la película de terror psicológico más esperada del año
No te pierdas
×