Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Rolls-Royce trabaja en un veloz avión eléctrico

Luego de construir motores de avión, ahora Rolls-Royce hará su propia nave eléctrica que supere los 482 km/h, para imponer un nuevo récord de velocidad.
Rolls-Royce
Rolls-Royce trabaja en un avión eléctrico

Existe una empresa llamada Rolls-Royce que fabrica autos de lujo , y otra que produce motores para aviones. Bien, la segunda de ellas trabaja en su propia nave eléctrica con la cual espera romper varios récords de velocidad para la categoría.

Rolls-Royce trabaja en desarrollar los sistemas de propulsión eléctricos, con la esperanza de crear aviones libres de emisiones y que no tengan que soportar el elevado costo de los combustibles. Para ello, se asoció con Airbus y Siemens para dar vida al E-Fan X Hybrid, y con Aston Martin para el Volante Vision VTOL Concept.

Tras esos desarrollos, la empresa reveló planes de su propio eléctrico, que recibirá un financiamiento parcial del gobierno inglés , en asociación con la firma YASA y Electroflight, y que se trabaja bajo el nombre ACCEL (Accelerating the Electrification of Flight).

La nueva nave no sólo tiene la misión de tener baterías como único combustible, sino ser veloz, pues tiene como meta superar los 775 km/h. El actual récord para estas aeronaves se impuso en 2017, con la empresa Siemens, con un avión que llegó a los 338 km/h.

rolls-royce-plane.jpg

El principal problema de las armadoras de aviones es el agregar rango y velocidad, ya que para ello es necesario tener más potencia y eso se traduce en mayor peso de las baterías. Para combatir ese problema el ACCEL busca desarrollar baterías compactas y con mayor carga, además de un nuevo sistema de propulsión que supere los mil caballos de fuerza y le de un rango de 322 kilómetros, suficiente para ir de Londres a Paris.

Publicidad

La nave es pequeña y deportiva, con el habitáculo ubicado en la parte trasera, lo que le da un aire de diseño vintage, pero que en realidad obedece a una situación más práctica, pues en la nariz se ubicarían las baterías. Rolls-Royce espera que ACCEL esté terminado en 2020.

Newsletter

Has quedado suscrito al newsletter

Publicidad
Publicidad