Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

NASA fue hackeada con una computadora de 674 pesos

La propia organización dio a conocer que sufrió el robo de documentos restringidos, y que fue realizado con una pequeña computadora.
NASA
NASA

Los datos de la NASA estuvieron comprometidos e incluso 23 archivos fueron ‘hackeados’ mediante un Raspberry Pi, el mini computador con el cual muchas personas han aprendido a programar y los conceptos básicos de la robótica.

Con un costo de unos 35 dólares (674 pesos) y el tamaño de una tarjeta de crédito, se utiliza para aprender programación y crear proyectos de bricolaje, aunque ha quedado demostrado que es eficiente para servir de puente y entrar a redes complejas.

La Oficina del Inspector General de la NASA publicó, el 18 de junio, una auditoría en la cual confirma que a inicios de 2018 sufrió un ataque cibernético y que varios de sus archivos fueron comprometidos.

LEE: APPS QUE DEBES DESCARGAR EN TU IPHONE O IPAD

El ‘hacker’ utilizó el Raspberry Pi para crear un portal con el cual robó archivos del Jet Propulsion Laboratory (JPL), el centro de investigación que realiza misiones espaciales robóticas y científicas, como poner en la superficie de Marte al Mars Curiosity.

Publicidad

Fue hasta abril de 2018 que NASA descubrió el ataque, cuando varios técnicos observaron un usuario externo conectado a la red. Gracias a la Raspberry conectada a la red, el ‘hacker’ amplió su capacidad de acceso, y logró copiar 23 archivos, (unos 500 MB), con información confidencial vinculada a la Regulación de armas en aviación y el Laboratorio de ciencia en Marte.

Se publicó que el pirata tuvo acceso a dos de las tres redes principales del JPL, por lo que NASA decidió desconectar temporalmente los sistemas relacionados con vuelos espaciales.

LEE: HOUSTON FESTEJARÁ MEDIO SIGLO DE LA LLEGADA A LA LUNA

Al tratarse de un área en constante innovación y desarrollo, no contaba con un inventario preciso de sistemas de la red, y al estar en resguardo de una red aún mayor, no contaba con protocolos de seguridad al exterior, o alguno que pudiera detectar al Raspberry Pi conectado a esa red en particular. En síntesis, no había manera de que el sistema supiera que ese dispositivo estaba conectado… era un fantasma.

No se ha revelado si la NASA ha detectado al culpable del ataque y robo, aunque el JPL ha instalado sistemas de monitoreo y aumentó su seguridad.

¿Te interesan los gadgets?
Te enviamos los más reciente de la tecnología con estilo.

Publicidad