Miss Jochito es el paraíso de los hot dogs y las micheladas

El misterio de cómo engordamos 5 kilos en una sentada a comer se resuelve aquí
Una Mangonada
Miss Jochito  Una Mangonada  (Foto: María José Alegret)

Pa’ bajarte la fiesta o para tranquilizar el hambre voraz de una noche de baile, el carrito de jochos afuera del antro es una bendición enviada por Dios mismo. Pero, a diferencia de creencias populares, los hot dogs no sólo sirven como snack para los trasnochados. Te presentamos a Miss Jochito, un oasis calórico que se robará tu corazón (y tus ganas de ponerte a dieta).

Para empezar como rey, es obligación pedir una de las micheladas de la carta. En presentación de un litro, éstas son de sabores y, para fortuna de todos los hambrientos, las sirven con toppings en la tapa. Por ejemplo, aquí está una magnífica Pepina. Adentro de ese vaso de unicel hay clamato y cerveza:

Pepina
 Pepina  (Foto: María José Alegret)


También encuentras otras guapas como Mangonada (la hermosa foto principal de esta nota) y una de las más recientes adquisiciones: Mango-Tamarindo, con mango fresco y gomitas de mango y tamarindo.

En la parte sustanciosa, los hot dogs son la estrella. Acá encontrarás monstruos como el Norteño (de arrachera con queso mozzarella), el mexicanísimo Miss Yucatán (salchicha Frankfurt de pavo envuelta de tocino bañada en cochinita) y, nuestro favorito, el Miss Jochito. Esta salchicha de Frankfurt también va envuelta con tocino, tiene carne bolognesa, queso mozzarella, champiñones y chorizo. Si no nos crees que está delicioso, mira este otro ángulo:

Otro ángulo
 Otro ángulo  (Foto: María José Alegret)


Para preparar tu jocho, hay una barra de ingredientes. Spoiler: puedes ponerle Ruffles encima. No resistimos y enrufflamos nuestro Miss Jalisco (salchicha Frankfurt de pavo envuelta de tocino, frijoles, guacamole y chorizo).

Miss Jalisco con Ruffles
 Miss Jalisco con Ruffles  (Foto: María José Alegret)


Si eres de gustos más recatados, también hay alitas con salsa BBQ, tamarindo-chipotle y buffalo. Si quieres comer postre, una malteada, unos chongos o este pay de queso bañado en cajeta:

Pay de queso
 Pay de queso  (Foto: María José Alegret)
Ahora ve
¿En Islandia te pagan por casarte?
No te pierdas
×