Este whiskey irlandés acaba de llegar a México y no podrás superarlo

400 años de historia te aseguran un sabor inigualable.
Whiskey  Un 'must' de la noche  (Foto: Cortesía)

Nos aventuramos a conocer un whisky artesanal con más de 400 años de historia y la experiencia se convirtió en algo único.

Bushmills
 Irlanda  (Foto: Cortesía)

Este elixir viene de Bushmills, la destilería con cientos de años de historia en el mundo y ahora llega a México con tres reconocidos y premiados whiskies para deleitar los paladares más exigentes: Bushmills Black Bush, Bushmills Single Malt 16 años y Bushmills Single Malt 21 años.

La historia de Bushmills se remonta hasta el año 1608, cuando el Rey Jaime I otorgó a Sir Thomas Phillips, terrateniente y gobernador de Antrim, Irlanda, una licencia para destilar whiskey; ahí empezó la legendaria historia que marcaría la forma en que se produce dicha bebida en el mundo.

Este whiskey no es como cualquier otro, el proceso de elaboración de cada botella toma vida con la molienda de los diferentes granos de cebada, los cuales se mezclan con agua caliente en un recipiente grande y se secan con un proceso especial de aire caliente para lograr que el whiskey esté libre de sabor ahumado.

Barricas de whiskey
 Bushmills, Irlanda  (Foto: Cortesía)

La fermentación se realiza en grandes recipientes y produce un lavado líquido similar a de la cerveza de malta. Bushmills es la única destilería en Irlanda que hace triple destilación de whiskey de malta. Esta destilación está presente en el corazón de todos los whiskies Bushmills, y crea así una combinación única de suavidad y riqueza. La maduración se hace en barricas de roble importadas desde España y Portugal– por un período mínimo de tres años.

Bushmills BlackBush: Un whiskey de carácter intenso, con sabor suave. El blend especial de Bushmills, de coloración oscura, es el resultado de la maduración en barricas de jerez español y barriles de bourbon. En cuanto al sabor, este whiskey –elaborado de 80% de malta Premium– se expresa con los sabores frutales característicos de Bushmills, al paladar da notas de jerez dulce, persiste en un final suave y dulce.

Bushmills Single Malt 16 años: madurado en tres tipos de barrica: bourbon, jerez y con un terminado en barrica de oporto. Al olfato nos ofrece toques de almendras y ligeros toques de nuez dulce. En el paladar se perciben sabores de almendra, mazapán con una fusión de miel de abeja y dulce de leche, para terminar con un sabor a chocolate y la dulzura frutal siempre presente en Bushmills

Single Malt 21 años: de un número limitado de barricas en la destilería, este whiskey único ha madurado en barricas de bourbon, jerez y madeira de Portugal. El resultado: aromas frutales con sabores a caramelo, chocolate oscuro, frutas secas y toffee, para cerrar con un largo final que perdura en paladar para regalarnos sabores dulces e intensos.

Conocer Bushmills es como forjar una amistad; si se trata de un viejo amigo de la escuela o alguien con el mismo amor por el whiskey irlandés de calidad, los resultados son los mismos: un lazo tan fuerte como hermanos. Bushmills ha existido durante siglos, por lo que sabemos que las relaciones duraderas son las que valen la pena.

Interior de la destilería Bushmills
 Irlanda  (Foto: Cortesía)
Ahora ve
Los playbacks más vergonzosos de la historia
No te pierdas
×