Comer en un bufet es lo peor que puedes hacer en tu vida

Probablemente te parezcan una gran idea, pero tal vez pienses diferente después de saber qué hay detrás de toda esa comida.
Bufet  La comida de los bufetes podría tener muchas bacterias  (Foto: Shutterstock)

Según expertos en salud alimentaria, la comida de los bufetes tiene riesgos para la salud debido a que está expuesta a los gérmenes de todo aquel que entra al restaurante, lo que llega a ser insalubre porque la comida puede llenarse de bacterias en poco tiempo.

Por lo tanto, cada vez que vayas a un bufet observa cómo manejan los alimentos, por ejemplo, ¿los empleados llevan guantes? ¿cuánto tiempo dejan la comida afuera? Fíjate si los niños no están manoseando la comida, o si hay gente tosiendo en el restaurante, porque cualquiera de estos factores puede llevar bacterias hasta la comida, las cuales se reproducen rápidamente pudiendo causar infecciones gastrointestinales.

Pero los gérmenes de las demás personas no es lo único que debe preocuparte, ya que la comida corre riesgo de infectarse al estar expuesta por largos periodos de tiempo y, aunque en la mayoría de los lugares se cumple con la norma de mantener los alimentos calientes a 40 grados y los fríos a 4, si ocurre el mínimo error, podrías terminar con una buena infección tan sólo unas horas después de haber comido.

via GIPHY

Según información del Departamento de Salud de Estados Unidos, alrededor de 128 mil personas son hospitalizadas cada año por intoxicación alimentaria, de las cuales tres mil pierden la vida.

Según Allison Agwu, profesora de enfermedades infecciosas en la Universidad John Hopkins, las bacterias más comunes en las insalubres estaciones de bufet son E. Coli, salmonela y listeria, que se encuentra en las carnes frías. En cuanto a virus, el norovirus es el más común, además de adenovirus, que causa malestares en vías respiratorias, por lo tanto, al comer en un bufet no sólo te arriesgas a un dolor de estómago sino que podrías terminar con un resfriado tremendo.

via GIPHY

Así que ya sabes, si eres de esas personas que se cuidan de gérmenes y bacterias, ir a un bufet no es la mejor opción.

Ahora ve
¿Qué debes saber antes de comprar una camisa?
×