Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

Los tipos de catas que existen en el mundo del vino

Es una de las mejores formas de acercarse al maravilloso y complejo mundo del vino.
Cata vertical
Cata vertical Una gran manera de acercarse al vino (Foto: Amilcar Olivares)

Recientemente fuimos invitados a una “cata vertical” para poder probar uno de los vinos más emblemáticos de la región de la Rioja por sus más de 130 años de historia: los vinos de la Compañía Vinícola del Norte de España mejor conocidos como “Cune”.

El vino a proba fue el Imperial Gran Reserva el más alto de su gama pues solamente se elabora los años que las cosechas son excepcionales.

Pero esto nos da pretexto para platicar de ¿qué es una “cata vertical” y por qué es una de las mejores formas ara acercarse y entender mejor el mundo del vino.

A saber, hay tres principales tipos de cata: la horizontal, la vertical y la "cata a ciegas".

Vino
Imperial Gran Reserva

Publicidad

CATA HORIZONTAL

Es probar en una misma sesión, vinos de una misma añada, zona o variedad de uva. Es decir, puedes hacer una cata horizontal si es que te gusta la uva “Tempranillo” o “Cabernet Sauvignon”, entonces probarás cinco o seis vinos tempranillo del mismo año, pero lo que cambiará será la marca, país o región de donde provenga esa uva.

De esta forma puedes apreciar cómo cambia una misma uva , un mismo año, de acuerdo al terruño y condiciones climáticas o microclimas de la región, y cómo cambia una uva dependiendo los métodos de elaboración que usan en cada bodega.

CATA VERTICAL

Es probar de una misma uva, marca, bodega, región o denominación de origen; pero de diferentes añadas o cosechas. Por ejemplo, la que nosotros hicimos con Imperial Gran Reserva fue probar su vino de la cosecha 2011, 2009, 2007 y 1988.

Es decir, ¡probamos un vino con 30 años de añejamiento en botella! Lo que se logra con estas catas es comprobar cómo evoluciona el vino en el tiempo. Pero también su calidad de conservación y evolución en botella. Pero sobre todo, conocer y distinguir la calidad de las añadas y entender por qué un año es mejor que otro; cómo influyen en el vino las condiciones climatológicas de tal o cual año, conocer cuáles son los “grandes años” de las diferentes zonas vitivinícolas y de cada bodega.

Por todos estos elementos es que la cata vertical es tan importante en el mundo del vino, sobre todo, porque da pauta para conocer también qué vinos pueden ser de “guarda” y cuáles no. Románticamente, una cata vertical nos permite entender cómo envejece un vino y cómo el paso del tiempo influye en sus diferentes notas, sabores y aromas.

Vino
Aprende más de catas

CATA A CIEGAS

Consiste en no conocer la botella que se está probando, usualmente las botellas se cubren o se ponen en decantadores para que, al momento de servirlo, no se conozca su procedencia y se intente descubrir, a ciegas, la región, notas, origen, tipo de uvas y hasta añadas que se está probando, para que la marca o la añada no formen un prejuicio al momento de evaluar ese vino.

¿Cuál será la siguiente cata que intentarás para ser un mejor y más sofisticado bebedor y conocedor de vinos?

¿Te gusta consentirte?
Te enviamos la información de viajes y gourmet

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad