Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La historia de cómo el aguacate sobrevivió la prehistoria

Mientras muchas frutas no lograron sobrevivir la prehistoria y desaparecieron, el aguacate no sólo sobrevivió, sino que actualmente genera millones de pesos en México.
Aguacate
Aguacate, la fruta que sobrevivió la prehistoria

Actualmente, el aguacate es una de las frutas más vendidas en el mundo y, por supuesto, México es líder en producción de este codiciada fruta de auténtico color verde.

Los aguacates crecieron de forma natural, como todas las frutas, pero perduraron mientras muchas otras frutas desaparecieron, gracias a que grandes criaturas prehistóricas llamadas gonfotéridos, —mezcla entre morsa y elefante— la consumían y podían tragar con facilidad su semilla a través de sus gigantescos tractos digestivos, lo que provocó que las semillas de aguacate crecieran en diferentes regiones y terrenos.

Once mil años después, los aztecas lo seguían consumiendo y es gracias a ellos que se llama aguacate, palabra que proviene del náhuatl "ahuacatl", que significa testículo. Los aztecas también lo llamaron la "fruta de la fertilidad", ya que creían que aumentaba la virilidad —hallazgo que la ciencia moderna no ha respaldado.

Publicidad

via GIPHY

El aguacate se expandió a otros países cuando en 1890, David Fairchild, encargado del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, recogió la fruta en Chile con la intención de presentarla a los agricultores estadounidenses.

A pesar de haber llegado hace más de un siglo a territorio estadounidense, México es el principal proveedor mundial de aguacates. Cuando la temporada de cultivo en California finaliza cada mes de septiembre, los agricultores de nuestro país ponen en marcha su producción, particularmente en el estado de Michoacán, donde los aguacates son tan lucrativos que algunos huertos están protegidos por guardias armados.

Publicidad

Después de miles de años, la demanda de aguacates no muestra signos de disminución, y no sólo en Estados Unidos y México. El consumo de aguacate de los Países Bajos ha crecido exponencialmente al igual que en China donde ha aumentado 250 por ciento cada año desde 2012.

Estamos seguros que David Fairchild no tenía idea que esa caja de aguacates que llevó a Estados Unidos, terminaría siendo uno de los productos perecederos más vendidos, más de un siglo después.

Newsletter

Has quedado suscrito al newsletter

Publicidad