Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

¡Comprobado! El vino espumoso te emborracha más rápido

Un reciente estudio comprobó que, a diferencia del vino de mesa, el vino espumoso, como el champagne, te emborracha más fácilmente
Vino
Vino espumoso.

Si te gustan las burbujas, habrás notado que las champañas y los vinos espumosos te 'alegran' más rápido que cualquier otro vino pero sin gas. Si te preguntas por qué, la respuesta se encuentra en el dióxido de carbono.

Sucede que este compuesto químico aumenta la permeabilidad de sus biomembranas en los vinos espumosos, permitiendo que entre más al alcohol al torrente sanguíneo. Por lo general, las bebidas con burbujas, como la champaña y el vino Prosecco, se consumen en alguna celebración o un momento muy especial, sobre todo cuando se va a brindar (como en una boda) donde se hace todo un ritual al momento de levantar las copas y decir salud.

En un reciente estudio, los científicos dividieron a 12 voluntarios en dos grupos; algunos recibieron dos vasos de champagne recién descorchado, mientras que el resto recibió la misma bebida, solo que se había agitado y se le había eliminado el gas. La cantidad de alcohol fue la misma para ambos grupos.

El resultado fue que los vasos de champán recién descorchados llevaron mayor cantidad de alcohol al torrente sanguíneo que la versión de la bebida agitada y sin gas. La sensación subjetiva de estar menos borracho correspondía a los valores en su sangre, y las pruebas de percepción y reacción también confirmaban este resultado.

De acuerdo con Nikolaus Merktd, investigador de la Universidad de Hohenheim y experto en viticultura, el ácido carbónico estimula la circulación de la sangre en las membranas mucosas, como en el estómago, el intestino delgado y la cavidad oral.

Así que la próxima vez que tomes champaña o algún vino espumoso, no será tu imaginación si te sientes mareado en poco tiempo, es causa del dióxido de carbono. También debes tomar en cuenta que el proceso del vino espumoso involucra dos fermentaciones, por lo que contiene más químicos, que también son responsables de fuertes resacas.

Publicidad
Newsletter

Has quedado suscrito al newsletter

Publicidad
Publicidad