Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

Aprende a maridar tequilas con comida poco común

Desde un queso hasta un jamón serrano. Te compartimos algunas opciones para maridar tequilas que debes probar.
Aprende a maridar tequila
Aprende a maridar tequila

Seamos sinceros, el tequila le va bien a casi toda la comida mexicana: su fortaleza alcohólica y el peculiar sabor del agave azul contrasta y acompaña perfectamente nuestra gastronomía que tiende a ser condimentada, grasa, potente, deliciosa.

Y claro, un buen tequila va bien con unos tacos de carnitas, con un mole o un pipían; con un consomé de barbacoa, tlacoyos, tostadas de tinga, cochinita y hasta pozole. Sin embargo, la complejidad de la gastronomía y de los productos que se están haciendo en México, así como la sofisticación y lujo que están alcanzando este tipo de bebidas, ha abierto un mar de posibilidades de maridajes.

Por ello, te proponemos probar cuatro grandes tequilas con algunos productos que no son los típicos que relacionamos con la comida mexicana, incluso que relacionamos más con productos europeos como un jamón serrano o un queso madurado de oveja como los que hacen en La Mancha, o, incluso que dan un giro a las presentaciones que usualmente conocemos como un chicharrón de chile o un queso cotija extra madurado.

Tequila
Maridaje con tequila

Así que prueba estos productos y dinos qué te parecen y si ya los conocías:

Publicidad

Tequila Casa Noble Añejo con Queso Casa de Piedra Gran Reserva

Este tequila es tan bueno que, en un principio, Carlos Santana se asoció con el maestro tequilero Pepe Hermosillo, como propietarios de la marca. Era un tequila que sólo se vendía en Estados Unidos. Afortunadamente, Constellations Brands lo adquirió y ya se vende en México.

En particular su Casa Noble Añejo, es una delicia, de sabor dulce, con notas a chocolate, almendras y avellanas; por su añejamiento de 24 meses en barricas nuevas y más pequeñas de lo acostumbrado, de roble francés; en su presencia aromática se percibe el aroma dulzón del agave bien cocido.

Por esta complejidad que presenta, te proponemos maridarlo con un queso espectacular 100% de oveja que se está produciendo en México. Este queso es tan bueno que en el 2017 recibió Medalla de Oro en el World Cheese Awards. Casa de Piedra Gran Reserva , con 40 meses de maduración al estilo de los mejore manchegos de España, tiene un sabor potente, mantequilloso, con perlas de calcio bien definidas que le dan una textura sin igual. Por ello, combinará perfecto con las notas dulces del tequila añejo, creando un balance idóneo donde ninguno de los dos predomina.

Tequila Volcán de mi Tierra blanco con jamón serrano de Perote

Este es un tequila blanco ultrapremium que tiene una brillante innovación, su espléndido sabor es el resultado del terruño, pues es un tequila que utiliza agaves de dos regiones diferentes de Jalisco: Los Valles y Los Altos, lo que le da un perfil único.

Los Valles aportan aromas herbáceos, cítricos, a menta y a pimienta. Mientras que Los Altos, le dan un toque dulce y floral. Esta innovación viene de la casa Moet-Hennessy (propietaria de la marca) que sabe perfectamente que, como en el vino, en el tequila también influye el terruño. Es un tequila delicado, pero con buena presencia de agave y alcohol. Esa suavidad es la que hará contraste idóneo con alguno de los magníficos jamones serranos que tradicionalmente se hacen, desde hace más de 50 años, en el poblado de Perote, Veracruz. En este pueblo maduran jamones desde 6 hasta 24 meses: la sal y la grasa que obtienen de sus piernas, serán el contraste idóneo para maridar con la frescura de este tequila blanco.

Tequila Don Julio Reposado Claro con queso Cotija de Michoacán

Enrique de Colsa, es el Maestro Tequilero de Don Julio y a él le debemos la creación de una nueva categoría en los tequilas: los añejos cristalinos; el primero de esta nueva categoría que hoy se ha puesto tan de moda fue su Don Julio 70. Ahora, vuelve a innovar y creó su “Reposado Claro”; que reposa durante 8 meses en barricas de roble blanco americano que, después de un proceso de filtrado, se obtiene un tequila claro que exalta las notas más características de un reposado, pero exaltando también las notas primarias de agave crudo y cítricos propios de un tequila blanco.

Su frescura es lo que hará contraste para maridar con la parte tan fuerte y seca de uno de los quesos más premiados y de mejor calidad que hay en México , los quesos Cotija hechos en Michoacán. Este queso es muy similar en textura al queso feta griego, pero se elabora con leche de vaca en vez de cabra. Por su procedimiento es muy fácil de añejar y madurar lo que permite obtener un queso de gran calidad, por ello ganó el primer lugar, entre más de 500 quesos de todo el mundo, en el Concurso mundial de Cremona, en Italia. Su sabor y olor es fuerte, robusto, agrio así que el contraste con las notas frescas y cítricas del “Reposado Claro” de Don Julio sólo, serán idóneos.

Tequila Patrón Silver con Chicharrón de Chiles de Casa Glotón

El tequila más joven de la gama de Patrón está hecho con agaves muy bien cuidados de las tierras de Atotonilco en Los Altos de Jalisco (donde se encuentra la bellísima Hacienda Patrón), que se hornean en porciones pequeñas para sacar lo mejor de sus azúcares y cuyo resultado es un líquido fresco, suave, pero con una fuerte identidad muy parecida a un tequila artesanal. Tiene notas herbáceas, de agave fresco y notas cítricas características de un buen tequila blanco. Por eso es ideal como aperitivo y más si lo maridas a manera de botana, con un “chicharrón de chile” de Casa Glotón . Esta botana lo que hace es encontrar uno horneado y fritura perfecta de chiles serranos o jalapeños ya desvenados para que se puedan comer como botana. La fortaleza del tequila blanco de Patrón, con el picor de los chiles y su textura a chicharrón, maridan perfectamente como antesala de cualquier gran comida.

¿Te gusta consentirte?
Te enviamos la información de viajes y gourmet

Publicidad