Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Por qué debes visitar Puntarena en diciembre?

Este restaurante es el mejor espacio para rendirle tributo al océano y sus bondades en la Ciudad de México.
Puntarena
Puntarena cuenta con sucursales en San Ángel, Palmas, Bosques de las Lomas, Santa Fe, Centro Histórico, Coyoacán, Virreyes y hasta Madrid.

Hace 18 años un güero harto chambeador encontró que lo suyo era ser restaurantero . Le dejó los horarios de oficina a quien los quisiera y se volvió autodidacta para aprender cómo extraerle al mar sus sabores más memorables.

Así nació el primer Puntarena , cuando Federico Rigoletti–nuestro héroe– encontró su camino en la vida y se obsesionó con que los chilangos aprendiéramos a disfrutar pescados y mariscos en su mejor versión. Desde entonces, visitar alguna de sus ocho ubicaciones se ha convertido en una experiencia de teletransportación: es imposible no sentirse en la playa.

Comienza tu viaje con un tostón de lobina, un genial invento donde la piel del pescado se convierte en una suerte de chicharrón-tostada. Sigue con los canelones de mariscos para darle calorcito y cremosidad a tu cuerpo. Después, un clásico, el pescado Saratoga. De postre, es obligada la panna cotta de hierbabuena y coco, y, si tienes más espacio, pide las fijoas, un postre de inspiración española por la apertura del primer Puntarena que abrió en Madrid . Gracias Rigoletti por mostrarnos que, en el mar, la vida sí es más sabrosa.

Puntarena
Cada sucursal de Puntarena tiene su particular encanto, todas comparten la premisa de hacerte comer los mejores pescados y mariscos de nuestro país. Tu sólo déjate consentir.

Publicidad

Como plus, todas las sucursales Puntarena ofrecen la opción de que hagas tu pago con un smartphone a través de Samsung Pay . Disfruta los beneficios de su tecnología por partida doble, ya que no tendrás que preocuparte por cargar efectivo contigo.

Este diciembre, al pagar con Samsung Pay, recibirás una panna cotta de hierbabuena y coco de cortesía. Por eso siempre debes dejar huequito para el postre y si es gratis, mejor.

Newsletter

Has quedado suscrito al newsletter

Publicidad
Publicidad