Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

Ingleses bebían alcohol durante un maratón

Hace no mucho tiempo los habitantes de aquel país optaban por copas en lugar de agua. ¡Descubre cual bebida era la favorita!
Runner
Los runners ingleses preferían el alcohol antes qua agua.

Mantenerse hidratados durante un maratón es básico. Hoy estamos acostumbrados a utilizar agua o bebidas con electrólitos como el Gatorade , pero ¿sabías que hubo una época en la que los ingleses bebían champaña para hidratarse?

Por extraño que parezca, antes se creía que los cocteles de alcohol, drogas como la cocaína y heroína y la estricnina (usado actualmente como veneno para ratas) mejoraban el rendimiento deportivo. La costumbre de usar estas sustancias, especialmente la primera, se originó desde la Antigua Grecia y del Imperio Chino, de acuerdo con declaraciones del Doctor Matthew Barnes, director de la Escuela de Deportes, Ejercicio y Nutrición en la Universidad Massey en Nueva Zelanda.

Algunos datos más recientes indican que el uso de alcohol para las carreras deportivas era común en la Gran Bretaña del siglo XIX. Tanto así que los entrenadores personales de los competidores estaban a cargo de ofrecer tragos durante todo el trayecto a sus deportistas. Esto lo lograban con estaciones de copas de vino o siguiéndolos en automóviles o bicicletas para entregarles los líquidos.

Cualquier tipo de alcohol era consumido, desde coñac hasta brandy, sin embargo, la champaña era la favorita de estas bebidas, gracias a su supuesto efecto rejuvenecedor. De hecho, el ganador del Maratón de Chicago del año 1908, Albert Corey, mencionó que su victoria la debió en gran parte a un constante suministro de champaña durante toda la carrera.

Publicidad

Por el contrario, y en esa misma competencia, el corredor sudafricano Charles Hefferon dijo que beberla le costó el primer lugar. Ya que la bebida le causó intensos dolores de estómago que le obligaron a bajar la velocidad.

Aunque hoy ya no es tan común, todavía existen carreras como el Maratón de Médoc, en Francia, en cuyo trayecto de 26 millas los corredores pueden encontrar copas de vino para beber. Podría ser una buena opción para comprobar si los ingleses tenían razón en beber champaña durante el ejercicio.

¿Te gusta consentirte?
Te enviamos la información de viajes y gourmet

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad