Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

Hacienda Defranca, el hotel de lujo que debes conocer en Jalisco

A 40 minutos de Guadalajara, este lugar mantiene un estilo arquitectónico del siglo XVII que te desconectara de la rutina.
Defranca Alojamiento Boutique
Defranca Alojamiento Boutique

En esta hacienda, con estilo arquitectónico del S. XVII, ubicada en las majestuosas barrancas de San Cristóbal, a 40 minutos de Guadalajara, a ciertas horas del día y la noche, las nubes comienzan a filtrase entre los pasillos, patios y habitaciones. Aquí, la sensación de dar un paseo por las nubes es una realidad. Y, desde las alturas, donde está ubicada, la vista de este paisaje poco conocido de Jalisco es privilegiada y un espectáculo constante.

Defranca Alojamiento Boutique es un hotel boutique de lujo considerado Tesoro de México. Cuenta con jardines inmensos, árboles frutales por doquier, pequeños lagos, miradores; 15 habitaciones grandes con acabados de lujo y jacuzzi. Alberca, rincones clandestinos que invitan al romance y a la intimidad; caballos y patos corriendo; decorado con antigüedades y pinturas de época. Todo da la sensación de estar en otra época y de no querer estar en otro lugar.

Cuando hablamos del lujo de desconectarse en este hotel nos referimos a que esta lo suficientemente cerca de una gran ciudad , pero lo suficientemente lejos como para sentir que estás saliendo a otro sitio.

Hay poca señal de celular , y aunque tienen Internet en algunas zonas, por alguna emergencia, en realidad lo que buscan es que los huéspedes estén concentrados en el disfrute pleno de sus detalles de lujo.

Publicidad

LEE: 6 RESTAURANTES DE SERIES QUE MORIMOS POR CONOCER.

Su restaurante ofrece comida internacional y mexicana de alta calidad que puede ser disfrutada con una buena copa de vino o tequila (tienen una buena cava y bar) en alguna de sus terrazas con vistas increíbles a las barrancas y a sus jardines; o bien en sus salones de hacienda antigua junto a alguna de sus chimeneas.

Mención aparte tiene su spa y jacuzzi volado, único en todo el estado, pues parece flotar a más de dos mil metros sobre las barrancas para darte una sensación de total libertad.

Los tratamientos que ofrecen son sumamente profesionales y a la altura de los mejores, pero destacan los lugares donde los ofrecen, enclavados en los jardines o terrazas (también voladas) de sus instalaciones, que, no sólo te harán relajarte si no desconectarte entre la naturaleza.

El cuidado meticuloso de todos los detalles son el sello de este hotel de lujo, donde, estamos seguros, la sensación de despertar entre nubes te hará pasar un alojamiento que muy pocos hoteles en nuestro país pueden presumir.

¿Lo mejor? Es un secreto muy bien guardado, así que en tu próximo viaje a Guadalajara , escápate a descubrir este lugar que parece estar hecho de la misma materia de la que están hechos los sueños.

¿Te gusta consentirte?
Te enviamos la información de viajes y gourmet

Publicidad