Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Instantes golosos con Salsa Tabasco en Ciudad de México

150 años después de su creación, la Salsa Tabasco demuestra que continúa siendo un condimento perfecto para cualquier plato.
Salsa Tabasco (Foto: Ana Lorenzana)

Cuenta la leyenda que en 1868, un jardinero y amante de la comida llamado Edmund McIlhenny decidió plantar unas semillas de chile originarias de México y Centroamérica. Todo esto con el objetivo de crear una salsa con la que darle un toque especial a la comida sureña, que por aquellas épocas era bastante desabrida. La Isla Avery en el sur de Louisiana fue el sitio donde sembró, cuidó sus plantas de chile y creó la salsa picante más famosa del mundo, la Salsa Tabasco.

Es innegable que su distintivo aroma y sabor le aportará siempre una cualidad notoria a cualquier plato o bebida, ya sea en una pizza o el obligado Bloody Mary. En esta ocasión, nuestros amigos de Salsa Tabasco nos proponen otro tipo de maridajes en el que su icónica salsa hace equipo con dos restaurantes en Ciudad de México para mostrar que la vida siempre aguanta un poquito más de sabor.

Ostiones en Campobaja

Publicidad

Salsa Tabasco (Foto: Ana Lorenzana)
Salsa Tabasco (Foto: Ana Lorenzana)

El mixólogo Ricardo Nava —brand ambassador de Grey Goose y Bombay Sapphire— propone una mezcla que puede resultar muy obvia pero no por ello, menos interesante: ostiones con Salsa Tabasco clásica y jalapeño. El resultado es espectacular pues apenas unas gotitas resaltan los sabores de un ingrediente perfecto al que poco hay que hacerle. Para probar su teoría, Nava acudió a Campobaja, un restaurante que destaca por la calidad y frescura de sus pescados y mariscos. Todos provienen de Baja California y en manos del chef Ezequiel Hernández se transforman en la mejor manera de sentirse en Ensenada sin salir de la Roma.

Tentempiés chilangos con Salsa Tabasco: ostiones en Campobaja

Grilled cheese sandwich en Niddo

Salsa Tabasco (Foto: Ana Lorenzana)
Salsa Tabasco (Foto: Ana Lorenzana)

No existe un sándwich más gringo y que satisfaga con tanta inmediatez que el grilled sandwich. Pero hay que reconocerlo, en determinado momento, el queso satura el paladar y necesita un empujoncito ligero para ayudar a encontrarle otros matices. La Salsa Tabasco en su versión chipotle es el mejor elemento que existe para este determinado trabajo. Su toque ahumado no sólo resalta los sabores del sándwich sino que los acentúa. Para probar la teoría, recomendamos visitar Niddo, un restaurante de la Juárez que ha causado sensación en Instagram por lo munchoso de cada uno de sus platillos. Desde los pancakes, pasando por el sándwich de huevo de desayuno, o el ya mencionado grilled cheese.

Tentempiés chilangos con Salsa Tabasco: grilled cheese en Niddo

¿Te gusta consentirte?
Te enviamos la información de viajes y gourmet

Publicidad