Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

En busca del licor de naranja perfecto

Carole Quinton, master distiller de Cointreau, revela los secretos que dan vida a este licor.

Desde que tiene memoria, Carole Quinton había querido trabajar con plantas. Nieta de un jardinero y de un granjero, desde muy pequeña comenzó a cultivar sus propias flores y vegetales. Con este contexto, era natural que la hoy master distiller de Cointreau se dedicara a la biología, y en especial a la botánica. Hoy, su labor consiste en preservar el sabor inconfundible de uno de los licores más icónicos en la industria de las bebidas espirituosas.

Quinton llegó a Cointreau en 2006, y representa la sexta generación en supervisar el sabor y savoir-faire del licor, que este año cumple 170 años. Para ella, “Cointreau se distingue por un balance perfecto de aromas, una transparencia cristalina, y una experiencia sensorial basada en dos elementos muy simples: la calidad y la concentración óptima de las esencias resultantes de las cáscaras de naranja y un bajo contenido de azúcar”. El secreto está en un control meticuloso de la selección y mezcla de cáscaras. A esto se suma un proceso particular de destilación: “Es un ejercicio técnico de la destilería de Cointreau en Angers, en el que, en pocas palabras, sólo se conservan las notas más nobles y aromáticas”, comentó Quinton.

Publicidad

Actualmente, este proceso se lleva a cabo en 19 alambiques de cobre, idénticos a los que usó Édouard Cointreau –creador de este licor- hace más e un siglo. A esta técnica se suma una sensibilidad extraordinaria que requiere de un involucramiento absoluto con la naranja: “La gente dice que soy la nariz de Cointreau, y no se equivocan, por más que este término no me haga sentir cómoda. Como la nariz de un perfumero, debo reconocer diferentes aromas y sabores para crear el licor más aromático".

El resultado es una bebida con la que se pueden preparar más de 350 cocteles. “Sin embargo”, agregó la master distiller, “si tuviera que elegir uno en este momento, sería un White Lady, que es simple y sofisticado a la vez, y que, por cierto, este año celebra su centésimo aniversario”. Las notas de Cointreau maridan a la perfección con una infinidad de cocteles dulces y amargo. Esta temporada, las combinaciones favoritas de Quinton son con licor de grosella casero y jarabe de menta o de mora azul.

¿Te gusta consentirte?
Te enviamos la información de viajes y gourmet

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad