Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

Humo, brasa y comal se unen en el nuevo restaurante de Aquiles Chávez

Conoce porqué debes de visitar este sitio en la Roma

En Braco todo va en sintonía con la brasa y el comal. En este restaurante, el primero del cocinero Aquiles Chávez en la Ciudad de México, el ambiente se torna entrañable a medida que van llegando los platos, ya sea en la terraza donde la luz natural invita a quedarse por horas; o en el acogedor salón principal decorado con comales que cuelgan del techo y paredes en barro rojo.

Para abrirlo, Chávez se unió con el restaurantero Ramón Orraca, quienes establecieron las bases de un lugar sin pretensiones en la colonia Roma. Aquí el hilo conductor culinario está compuesto de dos elementos: la brasa y el comal, técnicas de cocción por las que todos los platillos del menú –incluyendo a las ensaladas como la de jitomate con burrata– pasan antes de ser servidos a la mesa. La intención es clara: añadirles un ingrediente extra y distintivo: el humo.

Publicidad

A la par, Chávez se encarga de integrar productos nacionales para ejecutar platillos mexicanos con un giro personal. El fideo seco con chicharrón de carnicería Ramos, es un indulgente ejemplo al que le añaden sofrito de chorizo toluqueño, cebolla morada encurtida, aguacate, queso Cotija y crema. Éste va acompañado de tortillas, porque un taco de pasta siempre es buena idea.

Conviene ir a Braco durante los fines de semana y en familia, ya que los sábados y domingos además de la carta usual, preparan hamburguesas de búfalo de agua criado en Tabasco y sustanciosas costillas de cerdo BBQ.
Dónde: Durango 359, Roma Norte. Ciudad de México.

¿Te gusta consentirte?
Te enviamos la información de viajes y gourmet

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad