Myanmar, la tierra más virgen

Con su reciente apertura al mundo, el país se ha colocado como un destino obligado en Asia
-
Templos birmanos (Getty Images)  -  (Foto: Templos birmanos (Getty Images))

Aunque la apertura total de Birmania no ha concluido, el exótico país selvático, habitado por 135 etnias, se encuentra cada vez más preparado para abrazar al viajero. Desde la antigua capital Rangún, que con sus ocho millones de habitantes se sabe cerca de Bangkok, hasta la esteparia zona de Bagán, donde el más alto de sus 3 mil 400 templos regala un atardecer de belleza indescriptible, la República de la Unión de Myanmar —nombre oficial de Birmania— se ha transformado, durante los últimos cuatro años, en el nuevo destino predilecto de los amantes del sudeste asiático. Un destino al alcance (3,000 dólares, en promedio por persona, una semana, hotel y avión, desde México) que combina el lujo oriental y la discreción occidental.

La primera característica que define a Birmania es la estética budista. En cada uno de los rincones del país encontramos un templo, un estupa o un Buda, en todas sus versiones. Los birmanos no escatiman en oro, por lo que el dorado baña sus tierras. De hecho, una de las grandes tradiciones es la de cubrir con papel de oro las estatuas de Buda, hasta tal punto que la forma original de algunas es ya irreconocible. Ver cómo se fabrica este papel de oro y colocarlo —actividad reservada sólo a los hombres, que deben vestir el longyi, la falda típica— ayuda al viajero a comprender la devoción de los birmanos. 

La segunda característica que define el destino es su forma habitual de moverse, por avión, por la mala calidad de las carreteras. Además de la capital y de Bagán, otras dos áreas son obligadas: la región de Mandalay, donde vive la mitad de los monjes del país, es genial para ver su ritual de recibir las donaciones cada mañana; y el lago Inle (o pequeño en su idioma) sobre el cual las casas se elevan gracias a sus estructuras de bambú. Un lugar mágico que muestra su esplendor durante las procesiones del final de la cuaresma budista.

Tres paraísos para hospedarse

AUREUM PALACE HOTEL
Esta lujosa cadena birmana basa su oferta en villas. El de Inle dispone de dos villas, mientras que el de Bagán cuenta con cinco villas y una serie de exclusivas habitaciones deluxe. 

AMARA MOUNTAIN RESORT
Situado en Kalaw, el hotel combina 10 habitaciones de estilo asiático-europeo con actividades como bicicleta de montaña, trekking o golf en su campo de nueve hoyos.

MOUNTAIN TOP HOTEL
Es obligada la visita a la pagoda Kyaiktiyo, la famosa“roca dorada” que cuelga al filo de un precipicio a mil 100 metros de altura. A cinco minutos, se encuentra este gran hotel.

 

También puede interesarte

Ahora ve
Chumel Torres confirma segunda temporada con HBO
No te pierdas
×