Experiencias escandalosamente opulentas en Dubái

Más allá del Burj Al Arab, estos son los lujosos excesos de la ciudad de los Emiratos
-
Shutterstock, Getty y cortesía  -  (Foto: Shutterstock, Getty y cortesía)

Para lo más grande, alto, rápido y caro, la ciudad de los Emiratos sigue sin rival en el mundo del lujo. La opulencia está por doquier.

Un McLaren F1 se encuentra casualmente detrás de un Ferrari F150 en el semáforo, algunos hoteles ofrecen un iPad de oro de 24 quilates a sus huéspedes para usar durante su estadía, a la vez que la chapa de oro y el mármol frecuentemente parecen ser los únicos materiales disponibles para los diseñadores de interiores.

Los superlativos son más claros en la escala extraordinaria de los nuevos desarrollos a lo largo de la ciudad del desierto. La construcción está ya en proceso en proyectos como el centro comercial Mall of the World, el más grande del mundo. Con 74 hectáreas, está pensado para romper el récord del más grande del mundo, el Dubai Mall, ubicado a pocos kilómetros.

También se encuentran en construcción un parque temático y 20,000 habitaciones de hotel bajo un techo retráctil, creando la primera "ciudad con temperatura controlada" del mundo.

Con tal crecimiento vienen objetivos ambiciosos con altos riesgos: duplicar los visitantes internacionales a 20 millones a tiempo para la World Expo que tendrá lugar en la ciudad en el 2020.

También hay un movimiento silencioso pero determinado para reposicionar parcialmente a la ciudad en el proceso, basado en una visión en la que la inmersión cultural juega un papel tan importante como el de romper récords. El tiempo dirá qué tan bien aceptan los visitantes este nuevo aproximamiento.

Por ahora, aquí hay algunas de las experiencias que nos recuerdan por qué Dubái se ha convertido en sinónimo de excesos impresionantes:

1. Una habitación en lo alto

El Burj Al Arab es el edificio que puso a Dubái en el mapa mundial.

El hotel de ultra lujo continúa siendo el ícono no oficial de la ciudad. Más alto que la torre Eiffel, y diseñado con la forma de un velero árabe, los niveles de servicio y ostentación del Burj permanecen sin rival en su 16 aniversario.

A 24,000 dólares la noche en temporada alta, la Royal Suite de 780 metros cuadrados ocupa completamente el piso 25 y tiene un elevador privado, cine, cama rotante con toldo y un espejo superior, para hacer que el cuarto sea más espacioso, naturalmente.

Llegar al Burj Al Arab por tierra en una de sus flotas de Rolls Royce Phantoms difícilmente se trata de una experiencia mundana, pero para evitar el tráfico molesto existe la posibilidad de solicitar una transferencia por helicóptero al helipuerto del edificio por 2,700 dólares, un viaje de 15 minutos que te deposita a 212 metros sobre el nivel del mar.

Agrégale una botella de Chateau Lafite-Rothschild 1er Grand Cru Classe del extraordinario restaurante Al-Mahara rodeado por un acuario y estás en camino a una noche de 50,000 dólares.

  

2. Vistas aéreas

El horizonte de Dubái parece cambiar cada semana. La escala de algunos desarrollos masivos en la tierra recuperada sólo pueden ser apreciados totalmente con una vista de pájaro. Es por eso que Seawings lleva a los pasajeros en un hidroplano desde el muelle de Dubái sobre la ciudad, para que puedan apreciar los edificios más icónicos de la ciudad, incluyendo al Burj Al Khalifa, el edificio más alto del mundo.

Otras opciones de viaje incluyen una visita al Ferrari World en Abu Dhabi, donde la montaña rusa más rápida del mundo espera a aquellos que sabiamente evitaron una comida pesada.

Un viaje privado cuesta cerca de 3,000 dólares.

  

3. Compras VIP

Ir a Dubái sin esperar hacer compras es un error definitivo. Cualquier cosa deseada está disponible, desde marcas de lujo hasta el regateo en los zocos de oro y especias de la vieja ciudad.

Dubai Mall tiene carritos para que los VIP negocien en sus 1,200 tiendas y 50 hectáreas de espacio comercial. Con 80 millones de visitantes el año pasado, ocupa el primer lugar en la lista de destinos de compras y esparcimiento más visitados del mundo. También tiene un acuario, el más grande del mundo, naturalmente, con el cocodrilo más largo del mundo.

Sólo 800 dólares te compran tres horas VIP con uno de los compradores personales de Dubai Mall, pero para verdaderamente pegarle al gerente del banco en donde le duela, es necesaria una visita a alguno de los 62 especialistas en joyería y relojes.

Descubre las otras tres experiencias en CNNExpansión.

Ahora ve
¿En Islandia te pagan por casarte?
No te pierdas
×