Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Así festeja Renault su 120 aniversario

Todo empezó con una “A”. El primer modelo de la casa francesa Renault, el Tipo A, llega a 120 años. Desde entonces, ha sido una lucha constante por innovar en la industria
Renault 120 años
Renault 120 años Todo empezó con una "A" (Foto: Víctor Galván)

A pesar de que cumplió 120 años, jamás había visto un Tipo A, el primer modelo de la casa francesa Renault . Fue apenas, en el MotorShow de Ginebra, que pude conocer a la máquina que desató una de las armadoras que mayor innovación ha dejado a la industria.

Era 1898 y Louis Renault se subía precisamente a ese modelo en la empinada calle Lepic. El reto: llegar a la cima de la colina de Montmartre. Renault había desarrollado una innovadora caja de velocidades con toma directa y un motor delantero, es decir, estábamos frente a un “auto moderno”.

Estar frente al Tipo A es viajar en el tiempo y poder visualizar a Louis en el volante. Imaginar a los espectadores atónitos ante la ligereza y la sencillez de conducción. No es de extrañar que comenzaran a llegar decenas de pedidos a las oficinas de Renault Frères.

Todo había empezado con una “A”.

Publicidad

Tan sólo un año después, Louis presentó el Tipo B, un auto que se vio beneficiado de la caja de velocidades directa, con una transmisión por árbol, pero que innovaba con una cabina cerrada. Adiós a comer insectos o mojarse bajo la lluvia.

Continuó la historia con algunos de los modelos más trascendente de Renault, como el Tipo BD Furgón Postal de 1909, pensado para modernizar el parque de los antiguos ómnibus de caballos, y fue el primer tres toneladas de la marca.

Tenía transmisión por árbol de cardanes y chasis BD, lo que brindaba fiabilidad y resistencia, ideal para transporte y el reparto del correo.

Siguieron autos como el Renault Tipo AG1 (1910), el primer taxi parisino y contaba con cabina descapotable. En 1914, al Tipo AG1 se le bautizó como “taxi del Marne” por su participación en el esfuerzo de guerra y se utilizó para transportar a los soldados hasta el frente del rio Marne.

Publicidad

En 1923, después de la Primera Guerra Mundial, llegó el Tipo KJ1, con motor de arranque eléctrico y caja de velocidades de tres relaciones; le siguió, en 1927, el Tipo PR, que se ubicaba entre un auto grande y un vehículo comercial y dio origen a un autocar ligero de 10 plazas sentadas. La velocidad máxima era de 65 km/hora.

Tras autos legendarios como Vivastella (1929); Juvaquatre (1937); 4 CV (1947); Colorale (1950); Estafette (1959, el primer modelo de la marca con tracción delantera), llegó el Renault 4, en 1961. Este modelo tenía piso plano, banqueta trasera abatible y quinta puerta, lo que le convirtió en un vehículo ingenioso y versátil.

Uno de los más exitosos autos de la casa fue el Renault 8 Gordini (1964). Amédée Gordini modificó el motor “Major” de 1108 cm3 (que daba unos 50 caballos) y aumentó la potencia al integrar una culata con cámaras de combustión hemisféricas y de una alimentación a cargo de dos carburadores de doble cuerpo que permitían obtener 95 CV. Y por ello se usaba tanto en competencias deportivas, desde rally hasta pista.

La historia de éxito de Renault ha continuado con el 16 (1965); Renault 5 (1972); Renault 30 (1975) y Renault 9 (1981), hasta llegar al Espace, en 1984. Este fue un nuevo segmento: el monovolumen. Extremadamente modulable gracias a los asientos individuales desmontables e intercambiables que favorecen la conversación y la convivencia a bordo.

Publicidad

Una de las “recientes” innovaciones se dio el 1992 con el Twingo; mientras que Scénic (1996) se convirtió en el primer monovolumen compacto de la historia.

Renault ha estado involucrado, además, en el mundo de la velocidad, obteniendo títulos tanto de Pilotos como de Constructores en el prestigioso Campeonato Mundial de Fórmula Uno, y si bien, ahora compite en la Fórmula E (el mundial eléctrico), no deberá extrañarnos que siga ligado a las más demandantes categorías.

Y sí… todo empezó con una “A”.

Newsletter

Has quedado suscrito al newsletter

Publicidad