Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

El pop no está muerto. Así fue el concierto de Katy Perry en México

Después de tres años de no tocar territorio mexicano, Katy Perry nos dio una cátedra de cómo hacer un verdadero show de pop
Katy Perry
Katy Perry Un concierto memorable en la capital mexicana

Pasadas las 10 de la noche, cuando la gente había terminado por desfilar hacia el interior de la Arena Ciudad de México con disfraces y playeras fosforescentes, las luces se apagaron para dar inicio al concierto de Katy Perry que muchos habían esperado por más de medio año.

El recital abrió con “Witness”, cuyos acordes se difuminaron entre los gritos ensordecedores de los fanáticos, pero tanto esta canción, como “Roulette” y “Dark Horse” se acompañaron únicamente de la banda y algunas animaciones en la pantalla gigante en forma de ojo; posteriormente, el verdadero espectáculo comenzó.

Katy Perry
Katy Perry México 2018
Publicidad

Antes de seguir, vale la pena destacar los cinco cambios de vestuario (que hicieron verla como una verdadera diosa) que involucraron telas doradas brillantes, lentejuelas, vestidos largos sacados de un cuento de hadas y estampados geométricos con sombreros que, según algunas personas, un modelo en especial parecía el escudo de Capitán América .

Continuemos. Dos robots gigantes aparecieron para bailar al ritmo de “Chained to the Rhythm”, mientras otros tantos de menor tamaños siguieron a Katy a lo largo del escenario.

Katy Perry
Katy Perry México 2018

De ahí continuó con los éxitos de antaño “Teenage Dream”, “Hot N’ Cold” -con la cual aprovechó para interactuar con sus fans, con el poco español que sabe-. Le siguieron “Last Friday Night” y “California Gurls”, donde no pudo faltar el famoso ‘Left shark’ como principal acompañante de la cantante, que hasta aprovechó para ofrecer su propio “concierto” en un piano gigante.

A ese punto parecía no haber más sorpresas, pero una vez más, Perry logró dejarnos boquiabiertos. Cuando “Wide Awake” comenzó a sonar en las bocinas, los destellos de un gran planeta colgante iluminaron el recinto y la californiana apareció postrada sobre él con el fin de deambular sobre el público en la pista.

Katy Perry
Katy Perry en México 2018

Katy decidió continuar algunos minutos extra con la melancolía, pidió una bandera de México al público y habló sobre la conexión que tiene con la audiencia mexicana. “Me paso tanto tiempo en tour porque quiero conocerlos, saber quienes son, ver sus caras y guardarlas en mi memoria. Quiero que sepan esto es algo mutuo: ustedes me quieren, yo los quiero, ustedes me ven y yo a ustedes”.

El final se sentía próximo y para los creadores de “Witness The Tour” poner una canasta gigante de básquetbol era atinado, después de ver lo siguiente -para nosotros también lo fue-. David, un fiel seguidor, subió al escenario para emprender una batalla de tiros libres, cuyo premio sería una selfie con Katy. Aunque perdió, obtuvo la foto y por qué no, un efusivo abrazo y beso por parte de la artista de 33 años.

Para cerrar, no pudo faltar “Roar”, sencillo conocido entre la gente, pero que además logró formar un ambiente de optimismo entre la gente, impulsado por la enorme cabeza de león inflada al centro. Por último, de pie en una mano infalible, dio un último mensaje de esperanza a su público, cuando cantó “Firework”.

Katy Perry
Katy Perry México 2018

Lo que se vivió la noche del 3 de mayo, es la prueba de que, en efecto, el pop todavía tiene mucho que darnos. Los grandes espectáculos seguirán en manos de quien se atreve, pero Katy Perry pone algo de lo que muchos artistas del género se han olvidado: el talento e imaginación.

Newsletter

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde

Publicidad
Publicidad