Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La razón por la que cenar tarde siempre te causa indigestión

Si eres de los que llega corriendo a su casa a comer lo primero que ve en el refrigerador, ahora lo vas a pensar dos veces.
Indigestión
Indigestión Si en ocasiones no puedes dormir, quizá se deba a la hora en la cenas.

¿Qué hacemos cuando llegamos a nuestra casa después de un día largo? Pues básicamente corremos al refrigerador para quitarnos el hambre con la primera cosa que veamos, y a pesar de que sabemos que no es la mejor opción, aun así decidimos seguir. Nuestro momento de relajación después de horas en el tráfico y oficina es comer y ver Netflix.

Sin embargo, esto puede ser bastante dañino para tu cuerpo. De acuerdo con un reportaje de Business Insider, un alimento pesado en la noche es bastante negativo para tu salud y más si no te ejercitas después. ¿La razón? Afecta todo nuestro proceso de digestión sin absorber los nutrimentos que en verdad necesitamos.

Así que, si has sentido reflujo o acidez antes de dormir, posiblemente se deba a que cenas muy pesado y muy tarde. Nuestro estomago está hecho para eliminar toda la comida que ingerimos en un aproximado de tres horas.

Publicidad

via GIPHY

Y eso no es todo el problema, pues también si pasamos mucho tiempo sin comer y morimos de hambre es peligroso, ya que lógicamente cuando llega la comida sólo pensamos en terminarnos los platillos hasta estar satisfechos. He aquí el inconveniente. Nuestro cerebro se tarda 20 minutos en registrar si estamos llenos, así que tenemos que hacer una pausa antes de pensar en seguir comiendo.

En tiempos antiguos, los romanos, solamente comían una vez y se acostumbraba en las noches. Mientras tanto en América, la única comida del día se servía por la tarde. Los europeos, igualmente por la noche, sin embargo, cocinaban antes de que el sol se metiera. ¿Te imaginas?

Existe una solución para este mal hábito, y todo está en saber qué tipo de alimentos consumir durante las diferentes horas del día. Puedes comenzar paso a paso y eso hará una gran diferencia.

Publicidad

Para el desayuno, puedes intentar alimentos con bastante proteína, ya que eso te dará energía y no tendrás sueño, además de que rendirás mejor. Si no estás acostumbrado a hacer varias comidas en el día, tendrás que hacerlo probando healthy snacks. Cuando se aproxime la hora de la comida, ten preparada alguna ensalada con pollo o pescado. Y pocas horas después repite otra colación .

De esta forma, cuando llegues a tu casa no estarás muriendo de hambre. Pero, si sigues bastante hambriento, intenta no irte a dormir de inmediato. Puedes intentar jugar con tu perro, caminar algunas cuadras, o terminar tus pendientes en casa. Tu cuerpo lo agradecerá.

Newsletter

Has quedado suscrito al newsletter

Publicidad