Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

8 bateristas que cambiaron al mundo

Sin ningún orden en particular, esta lista te hará a recordar a algunos de los mejores bateristas de la historia
Bateristas que cambiaron al mundo
Bateristas que cambiaron al mundo Mike Portnoy, Lars Ulrich, Keith Moon

Si eres de aquellos que vio Whiplash, seguro encontró en el filme protagonizado por Miles Teller y J.K. Simmons la inspiración para aprender a tocar este instrumento que demanda agilidad y coordinación motriz, pues para tocarlo, necesitas realizar movimientos independientes entre cada una de tus extremidades.

Independientemente de las buenas o malas experiencias que puede dejarte el tocar este, o cualquier instrumento, la batería requiere de carácter, fuerza y sobretodo virtuosismo, para lograr sacar notas que logren estar al mismo nivel que un solo de bajo o un filoso riff de guitarra .

Es por eso que hemos realizado un listado con los personajes que logran dar cátedra y convertirse en un referente al momento de hablar de tambores y platillos. Desde aquellos con grandes sets de batería, hasta los que sólo necesitan lo básico para sacudir el suelo y hacerte mover la cabeza al compás de la música.

Publicidad

null

Lars Ulrich

El hombre más pequeño en la banda más grande dentro del thrash metal. El músico y tenista dejó su natal Dinamarca para continuar con este deporte en Los Ángeles, sólo para encontrar su verdadera pasión detrás del bombo, publicando un anuncio en un periódico local, donde solicitaba músicos para formar una banda, dando así origen, junto a James Hetfield, a Metallica , la banda mejor pagada dentro de su género.

Mike Portnoy

Con más de una decena de proyectos, entre colaborativos y propios, Portnoy es la leyenda viviente del progresivo. Alcanzó el estrellato con su participación como miembro fundador de Dream Theater, donde recibió múltiples premios.

Cabe destacar sus participaciones en bandas como Avenged Sevenfold, Stone Sour y más recientemente, junto a Dee Snider, en Twisted Sister tocando los himnos de la década de los ochentas.

Keith Moon

Un salvaje por naturaleza. La manera en cómo Moon golpeaba tambores y platillos le valió su sello característico durante los años sesenta. Prueba de ello es su presentación durante un programa de televisión, donde al término de "My Generation", la banda enloquece y destroza su batería sin pensarlo dos veces.

Bill Ward

Dos Palabras: "Iron Man". El golpe del bombo microfoneado con el que nos recibe esta pieza incluida en el segundo disco de Black Sabbath , es la razón suficiente para querer conseguir una batería y tocar igual que él.

Ringo Starr

Considerado por algunos como “el Beatle menos valorado”, la verdad es que Starr disfrutaba estar lejos de los reflectores y disfrutando más de tocar la batería, creando arreglos, rellenos y adornos nunca escuchados hasta entonces, y que con el pasar de los años se convertirían en la inspiración de la mayoría de bateristas a nivel mundial.

Seguro has escuchado "Ticket to Ride" en más de una ocasión, pero si te detienes y prestas atención a la batería de Starr, esa canción nunca vuelve a sonar igual.

John Bonham

"Bonzo", como era conocido por sus amigos y compañeros de banda, fue el encargado de darle ese poder aplastante a Led Zeppelin .

Haciendo una mezcla entre el rock, jazz y blues, Bonham dio con la fórmula que más tarde se convertiría en el sonido inicial del metal.

Con temas que tienen su base en el bombo de John, Led Zeppelin nos regaló joyas como “Immigrant Song”, “All My Love”, entre otros. Su muerte significó la desintegración de la banda.

Mitch Mitchel

Si Jimi Hendrix es considerado un héroe de la guitarra, Mitch Mitchel es su equivalente detrás de los parches y platos.

Junto Hendrix, el británico se unió a "The Jimi Hendrix Experience" en 1966, dando aquella legendaria presentación en Woodstock tres años después.

“Manic Depression" y "Third Stone for the Sun" son dos de los temas donde se pueden apreciar perfectamente los redobles de Mitchel.

Nicko McBrain

Décadas después de la consolidación de Black Sabbath como un referente del metal, Iron Maiden llegó a la llamada escena del NWOBHM, (New Wave of British Heavy Metal) con tres producciones que demostraron un sonido fresco, mismo que fue mejorado con la llegada de McBrain para el "Piece of Mind".

Su peculiar ejecución detrás de su drum kit, que siempre ha estado compuesto de un solo bombo (a diferencia de muchos músicos de su género) y una resistencia como pocos, es capaz de tocar temas que llegan a sobrepasar los 10 minutos de duración.

Newsletter

Publicidad
Publicidad